Conozca a los creadores de Andinia.com

El clima frío y los vehículos (II)

Por Federico Ferrero
© 2000 - 2003 Andinia.com

 


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Como defender a su vehículo de las bajas temperaturas.

El primero de los inconvenientes citados, la dificultad del arranque en climas fríos, se resuelve con la inclusión, ya común en la mayoría de los vehículos, de dispositivos encargados de enriquecer la mezcla al momento del encendido, tales como el "starter", el "corrector", el "estrangulador", etc.

Cualquiera de estos aparatos, más allá de su forma de funcionamiento o su mecánica específica, buscan agregar más combustible, o limitar la entrada de aire, persiguiendo el mismo resultado en cualquier caso: enriquecer la mezcla para facilitar el encendido.

El segundo de los inconveniente, el congelamiento del líquido refrigerante (en su mayor parte agua), se logra actualmente con el agregado de anticongelantes.

Como los sistemas de refrigeración de los motores de los vehículos actuales son generalmente sistemas cerrados, el agua y todos los productos que se le agregan con el anticongelante y otros para evitar la corrosión, etc., no deben renovarse salvo en caso de pérdida o de cumplirse el plazo estipulado de revisión del vehículo, o de recambio de dicho líquido recomendado por los fabricantes.

Vale la pena recalcar que desde la aparición de este tipo de aditivos, comunes en el agua de la mayoría de los radiadores de los nuevos automóviles o turismos (sobre todo en climas fríos) ya no puede confiarse en el agua del radiador como en un depósito de agua potable para emergencias o situaciones de supervivencia. Aunque no está relacionado directamente con el tema de este artículo, recordamos esto debido a que ha existido gente que murió tras ingerir el agua del radiador de su coche al quedarse varada en un clima árido o en un desierto, simplemente por desconocer este hecho.

Sin embargo, antes de existir los líquidos anticongelantes se usaban compuestos más básicos y caseros para prevenir el mencionado congelamiento.

1 - Podía vaciarse el agua al guardar el automóvil o vehículo que fuere, y volverla a cargar ante de su próximo uso, preferiblemente con agua caliente que facilitara el inmediato arranque.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©