Conozca a los creadores de Andinia.com

Consejos para protegerse del Sol (IV).


 


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Tenga siempre en cuenta entonces el riesgo de sufrir una insolación o un golpe de calor estando incluso bajo una sombrilla, en una carpa tienda de campaña, o bajo cualquier sombra que se encuentre "rodeada" de sol. En esos casos siga nuestros otros consejos para protegerse del sol

10 - Utilice en cualquier caso ropa holgada que le permita sentirse fresco al dejar circular el aire entre su cuerpo y el exterior, aislándolo del calor. Aprenda de los árabes y su forma de vestirse, dictada por cientos de años de experiencia sufriendo los calores abrasadores del desierto.

11 - Procure hidratarse. En condiciones de temperatura normales (ni frío ni calor), y de forma ideal, es necesarios tomar de 1 a 2 litros de agua diarios para no padecer una deshidratación, la cual puede ser más o menos acuciante dependiendo del organismo de cada persona. En verano la cantidad de agua que necesitamos beber se multiplica (2 a 4 litros diarios) y en veranos anormalmente calurosos (actualmente cada vez más normales debido al efecto invernadero y el agujero de ozono) es necesario tomar 8 o más litros de agua por día. Estas cantidades son indicadas para cuando se realizan las tareas cotidianas, si nos vemos sometidos a trabajos o ejercicios físicos o mentales, las mismas deberían aún multiplicarse por 2 (4, 8 o 12 litros dependiendo del clima y la exigencia física a la que nos viéramos sometidos).

Cubierto e Hidratado
En los Andes patagónicos, totalmente cubierto e hidratado.

Siempre que calme su sed, sobre todo en verano y antes o después de un ejercicio físico, tome más agua de la necesaria para calmar la sensación de sed. Es la única forma de estar plenamente hidratado o adelantarse a una deshidratación futura.

A su vez, trate de tomar agua antes de llegar a tener sed, porque la sed ya es un síntoma de deshidratación leve. Es decir, beba agua antes de deshidratarse.

Para una hidratación rápida existen las llamadas bebidas isotónicas, es decir, bebidas que el cuerpo asimila algo más rápido que los líquidos normales.

12 - Busque la sombra. Terminamos con es te consejo que parece obvio, pero que no lo es tanto. Hay que recordar, por ejemplo, que si se está a la sombra de una pared que esté cerca del mar o del agua de una pileta que refracte el sol, recibiremos igualmente alrededor del 80% de los rayos solares, al igual que ocurre cuando estamos abajo de una sombrilla, o cerca de la nieve. No hay que olvidar nunca el fenómeno de la refracción al buscar sombra.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©