Conozca a los creadores de Andinia.com

Consejos para protegerse del Sol (III).


 


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

8 - Existen determinadas horas del día en el sol "pega más fuerte", es decir, incide más directamente y por lo tanto acelera sus efectos respecto de otras horas del día en que los rayos caen de forma más perpendicular.

En Europa, se suele recomendar que se evite exponerse al sol entre las 12Hs. y las 16Hs en verano. Sin embargo, en Sudamérica o América Latina suele decirse que hay que evitar el sol entre las 11Hs. y las 15Hs... Para evitar complicaciones con los diferentes horarios recomendados para exponerse al sol dependiendo del país o región en que se encuentre, o si usted habitualmente viaja para disfrutar de sus vacaciones de verano en diferentes partes del mundo, solo hace falta observar el sol o, más prescisamente, alguna de las sombras que produce.

Cuando el sol se encuentra más alto en el cielo (cenit), es decir, cuando las sombras son más cortas, apuntando al sur en el hemisferio norte, al norte en el hemisferio sur (no existiendo sombra en el ecuador), es el momento en que hay que fijarse cual es la hora local, que hora es en el país en que nos encontremos. Sabremos entonces cuando tomar sol con relativa seguridad, ya que dos horas antes y dos horas después de la hora señalada debemos evitar la exposición a los rayos solares.

Sí, por ejemplo, el sol se encontrara en la "mitad" de su recorrido entre el amaneces y el atardecer a las 12Hs., no deberíamos tomar sol, como mínimo, entre las 10 y la 14, hora local.

9 - Las sobrillas muy raramente filtran todos los rayos solares. Esto puede comprobarse fácilmente al acercar la mano o cualquier objeto al suelo, y ver la tenue sombra que produce, señal de que la luz atraviesa la sombrilla en alguna medida. En algunos casos esto mismo ocurre con los paraguas, toldo, carpas, tiendas de campaña, etc.

Una sombrilla en la playa
No se fie de las sombrillas, ni siquiera en un día nublado.

A la luz que suelen dejar pasar las sombrillas y demás, se suman los reflejos del agua, arena, piedras, nieve y casi cualquier superficie que refracte el sol desde el suelo en alguna medida, por lo que no debe pensarse que el no recibir directamente el sol en nuestra cabeza o nuestro cuerpo dejamos de estar expuestos a sus efectos. Entre dichos efectos se encuentra el calor y las quemaduras. Una buena medida de protección es tener siempre puesta una remera o camiseta.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©