El Gea

La víctima perfecta (I).

¿Por qué eligió a éste y no a aquél?

Por Robin Crowley


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El saber qué es lo que buscan los criminales en su víctimas es un factor muy importante que nos ayudará a mantener el control sobre nuestro propio destino. En el presente artículo analizaremos conductas adecuadas para evitar caer en el papel de la "víctima perfecta" para el delincuente común, cómo detectar a un sospechoso sin que él se percate de ello, una ingeniosa y sencilla manera de desarrollar un sexto sentido que servirá de antena para detectar el peligro antes de que suceda una desgracia y cómo tornar el código de acción del criminal en su contra, cosa que ninguna de sus víctimas hace, mas aún así es la forma más segura de sobrevivir, tal vez la única efectiva...

¿POR QUÉ EXISTE EL CRIMEN?

Existen factores sociales que influencian la mente de muchos individuos llegando a provocar trastornos tales como la psicosis, o algunos menos graves como la envidia al prójimo y sus propiedades, el odio, la angustia, en sí, la inadaptabilidad moral a la vida en sociedad. Dichos factores tienen un origen externo e interno en cuanto a la percepción del "criminal"; algunos de ellos son: la sobrepoblación, el desempleo, el alcohol y las drogas, las crisis familiares, la violencia en el cine, la debilidad mental y ausencia de formación en valores morales del individuo o su enfermizo placer por hacer daño y llevar a cabo acciones aventuradas. Todo esto junto con un deseo de poder y dominio sobre los demás hace que el individuo encuentre como su modo de comunicarse con el resto del mundo el camino de la violencia física, verbal y de intimidación psicológica para sentirse plenamente "satisfecho" y vivo. Éste es el animal ante el cual nos podemos encontrar a la vuelta de la esquina, quien ansioso espera a su presa, la cual para la próxima puedes ser tú ...

VÍCTIMA O NO VÍCTIMA, CUESTIÓN DE DECIDIR.

El arma más poderosa con la que contamos los seres humanos es nuestra propia mente, y el único responsable de su cuidado eres tú, no lo son ni la cultura, ni la sociedad, ni siquiera tu familia. El ser o no una víctima elegible para los delincuentes se encuentra en tus manos, es decir, debes evitar tener actitudes y costumbres que te puedan convertir en blanco fácil.

Un delincuente generalmente va a elegir a aquella persona que camina cabizbaja y distraida, proyectando poca confianza en si misma, o sea que se pueda abusar de ella fácilmente. A los delincuentes no les agradan las "víctimas" que pudieran reportarles problemas o dificultades durante el atraco, el cual buscan que sea rápido con el fin de huir con el botín y en ocasiones poderse "divertir" causando graves daños físicos o asesinando al incauto para que a éste no le queden ganas de denunciarlos ante las autoridades. Es raro el delincuente que se lanza sobre una persona segura de si misma y de su capacidad para ser responsable de sí y de sus actos. Si tú eres una persona intuitiva y te encuentras constantemente alerta sobre situaciones o personas sospechosas y además de ello sabes que puedes actuar adecuadamente, pensar con claridad y tomar decisiones rápidas ante situaciones diversas, entonces te felicito, es muy poco probable que te elijan como víctima. Te aconsejo que todas las noches, antes de dormir, elabores estrategias en tu mente ante diversas situaciones a manera de ser prevenido.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©