Conozca a los creadores de Andinia.com

DEA - Desfibrilador Externo Automatizado y DESA - Desfibrilador Externo Semiautomático (I).


 


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Según se ha demostrado sólo el 10% de las personas que padecen un para cardíaco por causa de una fibrilación ventricular o por una taquicardia ventricular sin pulso logran actualmente sobrevivir si lo único que se hace es aplicar el protocolo de RCP, es decir, realizar RCP manual in situ, al tiempo que se espera la llegada de los servicios de urgencias. Esto es más grave si se considera que las enfermedades cardiovasculares son las mayores causantes de muerte en los países desarrollados, seguidas generalmente de los accidentes de tránsito. El DESA es un aparato que puede ser usado muy fácilmente, y que se creó para reducir la posibilidad de muerte por para cardíaco, ya desde la aplicación de los primeros auxilios.

La fibrilación del corazón es la entrada del mismo en una frecuencia de latidos arrítmica que no logra el bombeo de la sangre hacia el cuerpo, con las inevitables y fatídicas consecuencias en pocos minutos.

Así mismo, las estadística muestran que si estas personas hubieran recibido una desfibrilación (es decir, el intento de restaurar el ritmo eficiente del corazón que se encuentra fibrilando a través de una descarga eléctrica apropiada) dentro de los primeros 4 minutos de haber sufrido el paro cardíaco, se hubieran recuperado del mismo y salvado la vida en el 85% de los casos. Si la descarga se diera dentro de los 8 primeros minutos, sobreviviría el 40% de las mismas, y si la descarga se diera luego de los 12 minutos el 12% tendrían esperanzas de supervivencia.

Estos estudios han llevado a que varios gobiernos se plantearan como llevar "a la calle" un equipo portátil de desfibrilación que pudiera ser usado lo más rápidamente y con los mínimos conocimientos médicos posibles. El resultado fue la creación del Desfibrilador Externo Automatizado (D.E.A.) y posteriormente el Desfibrilador Externo Semi Automatico (D.E.S.A.), aparato que ya se encuentra disponible en las grandes ciudades de muchos países con la capacidad económica suficiente como para costear este tipo de políticas preventivas de salud.

Simbolo universal para identificar la ubicación de un DESA en lugares públicos.
Simbolo universal que identifica
la ubicación de un DESA en lugares públicos.
Foto: Wikipedia.

Al diseñar el mismo se tuvo en cuenta lograr la mayor simplicidad de manejo y fiabilidad posible, en vistas a que sea usado por personas externas al ámbito sanitario. Por ejemplo, se redujo sólo a dos la cantidad de electrodos que deben aplicarse, en contraposición a los 4 a 12 que generalmente se utilizan para realizar un chequeo del estado cardiaco de un paciente dentro de un hospital, ambulancia o centro sanitario.

Estos aparatos, los DEA o DESA, son similares a las "cajas negras" de las que disponen los aviones. Recopilan información sobre la intervención en la que se han usado y la almacenan. Esta información debe ser descargada y guardada luego de cada intervención en una PC a través de un cable serie estándar. Esta descarga la efectuará únicamente el técnico o encargado de mantenimiento del aparato. Tal información debe guardarse por ley durante al menos 5 años.


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©