El Gea

Por un frente antifascista (II).

Declaración del Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Su maquinaria propagandística repite acusaciones de forma deliberada, sin exhibir jamás ninguna prueba; presenta a las fuerzas del imperio como "liberadoras" y como "coalición"; anuncia el carácter "democrático" de la administración colonial que se impondrá; utiliza de forma repugnante la llamada "ayuda humanitaria" y se propone dejar sin rostro, sin cultura o moral a las víctimas, mostrando una imagen aséptica de la masacre con el bloqueo sistemático de la información, de modo que la sangre, la muerte de miles de civiles, las propias bajas de los atacantes y la resistencia a la invasión no sean visibles ni juzgables por el pueblo norteamericano y la opinión pública mundial.

La manipulación informativa se nutre de aberraciones teóricas como la del supuesto choque de civilizaciones, y el esquema de civilización contra barbarie, máscaras del racismo que han acompañado desde sus inicios a las guerras de conquista y colonización.

Esta maquinaria inunda el planeta cotidianamente con un reiterado mensaje sobre la superioridad de los Estados Unidos y el papel mesiánico, de salvadores de la humanidad, que les atribuye, complementándolo con una visión caricaturesca y xenófoba del Otro y en especial del Tercer Mundo. Al propio tiempo insiste con énfasis particular en la manipulación de la historia, evidente, por ejemplo, en los intentos de borrar el llamado síndrome de Vietnam de la memoria de los norteamericanos.

Sin embargo, a pesar de la enorme influencia de la guerra mediática, crece hoy una nueva conciencia antibélica y antiimperialista en la humanidad, que empezó a manifestarse desde el anuncio y la preparación del genocidio contra el pueblo de Iraq, y tiene un digno antecedente en el manifiesto "No en nuestro nombre", firmado por miles de los más destacados artistas e intelectuales estadounidenses. Es justo recordar que la UNEAC celebró el 4 de julio el pasado año con la intención de subrayar que la cultura norteamericana y su pueblo nada tienen que ver con las atrocidades del gobierno que padecen.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©