Conozca a los creadores de Andinia.com

Ahogamiento: dos tipos de ahogados.


 


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Desde el punto de vista del socorrismo acuático el ahogamiento es aquella situación a través de la cual la vida de una persona que se halla en el agua corre un serio riesgo, el cual podría derivar brevemente en su muerte si no se hace algo para ayudarla.

La aspiración de agua produce la asfixia del que la inhale. Dependiendo de las condiciones en que se haya producido esta asfixia variará el aspecto del ahogado, y a través de él sabremos en cierta medida cual fue la causa de su ahogamiento, y por tanto la mejor forma de administrarle los primeros auxilios lo antes posible.

No olvidemos que siempre existen chances de resucitar a una persona, sobre todo cuando esta es un ahogado en estado de hipotermia, situación que favorece las posibilidades de reanimación (se han reanimado personas luego de más de 30 minutos de haberse ahogado).


Práctica de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) en ahogados

Por el color de la piel y la tonalidad que presentan sobre todo los labios y la cara, podemos entonces distinguir dos clases de ahogados:

Ahogados azules

Los ahogados que presentan esta coloración nos indican que antes de quedar inconscientes han luchado para evitar ahogarse, pasaron por un período de desesperación que duró aproximadamente 1 o 2 minutos, para luego no poder evitar el tragar agua y hundirse perdiendo la conciencia.

Ahogados blancos

A diferencia de los ahogados azules, los ahogados que presentan una tonalidad pálida o blanca han sido víctimas del algún tipo de afección o enfermedad previa al ahogamiento y causa de este, entre las que se cuenta la hidrocusión (corte de digestión), el paro cardíaco, etc. En estos casos el ahogado no ha pasado por una fase de lucha, sino que directamente se ha hundido producto de alguna dolencia grave. Su recuperación es más dificil, aunque nunca imposible, por ser derivar de una patología específica, que implica en muchos casos un infarto del corazón.

El agua: linda pero peligrosa
El agua: linda pero peligrosa.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©