El Gea

Orígenes de la estructura agraria de Chiguagua (XX)

Por Mario González Plata


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La otra versión constituye el inverso de la misma moneda pues los argumentos que se sostienen se orientan a probar objetivamente, según tal planteamiento, la existencia de la propiedad colectiva entre los grupos primitivos, afirmando que el sentido tan marcado que hoy tenemos acerca de la propiedad privada, debió evolucionar forzosamente a partir de formas muy simples y primitivas, propias de las sociedades sin escritura, tal sencillez viene siendo la propiedad comunal. Con sus respectivas particularidades, la mayor parte del discurso antropológico de la segunda mitad del siglo pasado sostuvo estos argumentos, incluso el mismo Marx que entendió el progreso humano como la emancipación del hombre respecto a su naturaleza, en la medida que éste logra establecer un control progresivo sobre la naturaleza. En 1857-1858, Marx redactó las Formaciones Económicas Precapitalistas en las cuales argumenta que:

“... el nomadismo constituye la primera forma de los modos de existencia,... -pues los hombres no son por naturaleza sedentarios (andarán vagabundeando como las bestias salvajes) -, en consecuencia,... la entidad comunitaria natural, no aparece como resultado sino como supuesto de la apropiación colectiva (temporaria) del suelo y de su utilización.” (26)

La entidad natural o estado de naturaleza, no es otra cosa más que ser gregario y social, que se desprende lógicamente de ese “supuesto natural” primigenio del hombre, para dar paso al propietario privado mediante diferentes formas o alternativas sociales, en las que intervienen múltiples factores como el sobreproducto, la guerra etc. Por tal razón, originalmente la propiedad significa pertenecer como miembro de esa entidad natural y comunitaria, pero también significa propiedad en la medida que el individuo de la comunidad se comporta con el suelo como con algo suyo, de su propiedad territorial y colectiva. Por consiguiente, la propiedad del suelo:

“es originalmente mueble, [móvil]... lo que incluye, entre otras cosas, a los animales... Aunque incluso este estado -caza, pesca, pastoreo, recolección de los frutos de los árboles, etc.- supone siempre apropiación de la tierra, sea para una residencia fija, sea para el vagabundeo, sea para el pastaje de los animales, etc.” (27)

26. Carlos Marx, Grundisse 1858., Siglo XXI, México, 1976, p. 434.

27. Idem., p. 453. De las obras del evolucionismo tradicional como La Sociedad Primitiva de Morgan, El derecho antiguo de Maine, La cultura primitiva de Taylor: En realidad no puede haber influencia sobre Marx como algunos autores sugieren, porque las formas precapitalistas son anteriores a las principales obras de la corriente evolucionista, las formas... fueron escritas desde 1857. En todo caso hay un paralelismo con la obra de Carlos Darwin sobre El Origen de las Especies en 1859. Evidentemente que Marx conoció todo lo producido hasta entonces tanto por el evolucionismo social como el biológico, puesto que los Cuadernos Etnológicos, escritos posteriormente, entre 1880 y 1882 son como preparación posiblemente de una obra sobre las sociedades primitivas que Marx nunca llegó a concretar.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©