El Gea

Orígenes de la estructura agraria de Chiguagua (VII)

Por Mario González Plata


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Como por ejemplo, el arco y la flecha en cuanto a implementos tecnológicos; o Tezcatlipoca y Huitzilopochtli en cuanto a razones de orden simbólico-religioso, solamente por nombrar algunas influencias del norte hacia el entorno mesoamericano. Así, también es inobjetable que de la Mesa Central y el Sureste, se difundió la agricultura y probablemente la cerámica, hacia muchos pueblos del norte. Debido a que la cultura allí adquirió un núcleo dominante que posibilitó a su vez un proceso de irradiación de influencias culturales tanto hacia los pueblos considerados tradicionalmente dentro del ámbito mesoamericano, como hacia otros que estaban fuera de su dominación.

Por extensión, resulta más adecuado hablar en términos de fronteras geopolíticas y de influencias culturales respecto a los pueblos que estaban fuera del radio de la dominación política mesoamericana que hablar de fronteras culturales.

B.- Los pueblos agrícolas.

Todo aquel que ha hurgado sobre los avatares de la historia de Chihuahua, en particular, dentro del contexto de la conquista y colonización, sabe bien que existieron pueblos en interacciones de contacto con diferentes estrategias de desarrollo cultural. Al respecto se pueden mencionar desde los pueblos cazadores-recolectores hasta los de agricultura permanente. En el caso de los grupos de cultivadores de alimentos surgen preguntas del cómo explicar esa revolución neolítica en la prehistoria de Chihuahua y desde qué tiempo. ¿Sería posible mediante un proceso de difusión que llegó desde las culturas del Centro, o fue un proceso a través de la propia experiencia de los antiguos pobladores de Chihuahua?

La reconstrucción de este proceso con explicaciones verosímiles se presenta extremadamente complicado; en primer lugar, porque las investigaciones arqueológicas son muy escasas y en segundo lugar, si ponderamos los datos que proporcionan las mismas investigaciones, nos daremos cuenta que no son del todo convincentes ni confiables. Acaso una de las más relevantes por el mayor número de datos que aporta sea la de Robert H. Lister, investigación realizada a fines de la década de los cincuentas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©