Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Audiovisual analizado: “Los Simuladores” (VIII)


Análisis y Crítica de la Producción Audiovisual
Trabajo Final

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación 
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Si logran, con un toque de humor, la nimiedad de que un grupo de rock pesado desista de ensayar en un edificio de departamentos y así sus vecinos puedan dormir tranquilos, no resultará inverosímil el capítulo en el cual un Presidente de la Nación supere su impotencia gracias al dispositivo montado.
Los casos que les acercan sus potenciales clientes se presentan como muy complejos al principio. Es allí cuando el grupo comando debe decidir en democrática reunión, si acepta o no involucrarse. Pero el cerebro de Medina, ayudado por el profesionalismo de sus compañeros, puesto al servicio de resolverlos, siempre logrará elaborar el plan ideal para llegar al final esperado, mediante la creación de una realidad falsa pero verosímil.

A lo largo de los capítulos sucederán diversos hechos, tan imprevistos como increíbles, que pondrán en duda el final esperado. Serán atacados por corruptos funcionarios gubernamentales, tomados como rehenes en el asalto a un banco, perseguidos y acusados por la policía y auxiliados siempre por la inteligencia y la capacidad de acción y reacción de cada uno de los integrantes del propio grupo, a quienes se sumarán rotativamente quienes los contrataran para Operativos anteriores y deben retribuir con ese servicio.

Así, el grupo de Simuladores logra, no sólo resolver el caso por el cual fuera contratado, sino quedarse con buen dinero, mandar a la cárcel a los delincuentes, vengar a las víctimas indefensas, conquistar hermosas mujeres, y conservar su anonimato. Todo esto en un marco de cuidadoso humor nacional, sin que cueste vidas humanas, sólo esfuerzos para convencer con una meticulosa simulación, pocos recursos y mucha imaginación.

No se trata de un policial de enigma, que resuelve el conflicto en los últimos diez minutos, aquí la resolución se inicia con la presentación del capítulo y se extiende a lo largo del relato y hasta el minuto final.

Los medios técnicos aparecen colocados en función del relato; la cámara acompaña tan segura y decidida como los propios simuladores, siempre al servicio de la fluidez narrativa. Las imágenes aparecen bien compuestas, sencillas y aportando claridad. No hay planos confusos que rompan la continuidad narrativa, ni provoquen desconcierto en el espectador y el centro de atención es evidente en todo momento.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©