El Gea

Sociedad Post-Ideológica ? - No, gracias (III).

Por Nieves y Miro.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La ideología, considerada en su segunda dimensión como falsa conciencia se encuentra, también, en una situación similar. La falsa conciencia solo adquiere sentido si la identidad del agente social puede ser fijada. Solo a través del conocimiento autentico de su verdadera identidad es posible afirmar que la conciencia del sujeto es falsa. Y esto, por supuesto, implica que la identidad tiene que ser positiva y no contradictoria. Es esta concepción de subjetividad la que esta inscrita en la noción marxista de "intereses de clase". Su abandono progresivo, hoy en día, es posible ligarlo a dos procesos. Por un lado, la brecha entre "conciencia actual" y "conciencia verdadera" se hizo cada vez mas grande y la forma de llenarla fue a través de la presencia de un Partido que se presenta como el portavoz de los intereses históricos objetivos de la clase (en la misma forma en que la iglesia se presenta como la voz de la trascendencia) y que desemboca, finalmente, en el establecimiento de un despotismo ilustrado burocrático intelectual que hablo en nombre de las masas, dictamino cuales eran sus verdaderos intereses e impuso medidas totalitarias de control cada vez mayores. Su rechazo se expreso a través de la afirmación de la identidad actual de los agentes sociales en contra de los "intereses históricos" que los aplastaba. Y por el otro lado, cuando el flujo de las diferencias en el capitalismo avanzado indico que la identidad y homogeneidad de los agentes sociales es una ilusión, que el sujeto es primariamente descentrado, que su identidad social no es nada mas que la articulación inestable de constantes cambios posicionales, la noción esencialista de agente social, se hizo cada vez mas difícil de sostener en el ámbito de la practica social. En otras palabras si el agente social, cualquiera que este sea, es un sujeto descentrado,. Si cuando intentamos determinar su identidad lo único que encontramos es el movimiento constante de diferencias .en que sentido podemos decir, entonces, que el sujeto no se reconoce a si mismo, en este momento, cuando el terreno teorético que le dio sentido a la noción de "falsa conciencia", se disuelve.

Ahora bien, si el marco conceptual que previamente sostuvo el concepto de ideología ya no es posible, significa que la conclusión inevitable es su eliminación ? Según Laclau, esta no seria una solución satisfactoria, con lo que solo sigue la ruta marcada por Lacan. El concepto de "falso reconocimiento" no es posible abandonarlo ya que la afirmación misma de que "la identidad y la homogeneidad de los agentes sociales es una ilusión" no puede formularse sin introducir la categoría de "falso reconocimiento":. La critica de la "naturalización del significado" y la "esencialización de lo social", en la misma forma, es una critica del falso reconocimiento de su verdadero carácter. Sin esta premisa, por cierto, cualquier descontrucción carecería de sentido. Así, al parecer, no podemos desligarnos del concepto de ideología y falso reconocimiento. Solo que si no lo hacemos y si por el contrario, si los conservamos, esto es solo posible invirtiendo sus contenidos tradicionales. Lo ideológico en este caso, ya no consistiría en el falso reconocimiento de una esencia positiva, sino en la opuesto, es decir, en el no reconocimiento del carácter precario de cualquier positividad, de la imposibilidad de cualquier sutura ultima. Lo ideológico, por tanto, tendría que ser entendido, hoy día, como los intentos discursivos de la sociedad a través de las cuales trata de instaurarse a si misma sobre la base de la fijación del significado, del no reconocimiento del juego infinito de las diferencias.

No es el caso, por ultimo, de que lo que la ideología trasluce es la voluntad de totalidad ? En tanto lo social es imposible sin algún tipo de fijación del significado, sin el cierre discursivo, lo ideológico tiene que considerarse como constitutivo de lo social. Este solo existe como el vano intento de establecer ese objeto imposible que llamamos sociedad.

Más información:

Globalización y Antiglobalización.

Artículos y textos de Andinia.com.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©