Conozca a los creadores de Andinia.com

Manifiesto por la autosuficiencia y el dinero físico (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ya sé que muchos se estarán riendo, y no sé si mi padres, por ejemplo, podrán ver esto en vida, pero les aseguro que a mí me las van a pagar, literalmente, aunque tengan que pasar 70 años, o incluso si tengo que procrear descendientes que sigan con esta tarea generación tras generación. Pero esto no se acaba ahí.
 
La mejor forma de empezar a castigarlos es no poner uno solo centavo en ninguna moneda en ningún banco del mundo, lo que yo al menos voy a hacer a penas pueda. Por lo menos, para robarme el dinero van a tener que hacerlo físicamente. Y acá está el nudo de la cuestión a la que quiero arribar.
 
Reconozco que como casi toda persona que dispone de dinero (que por supuesto son la minoría en este mundo de hambre y miseria) tengo una cuenta bancaria. Mi objetivo, sin embargo, es liberarme de ella.
 
Creo yo que existen 2 vías: 
 
1 - La autosuficiencia, una vieja idea que los seres humanos han aplicado hasta la aparición del decadente sistema de dependencia actual, y que muchos vuelven a aplicar actualmente, la cual he desarrollado brevemente aquí. 
 
2 - La vuelta al dinero físico o metálico real, acuñado por su verdadero dueño.
 
Por tanto, para lograr esto debo plantear las cosas de tal forma que pueda independizarme del dinero (vida autosuficiente), y/o disponer de todo mi dinero en metálico (moneda propia, oro, piedras preciosas) y, de ser necesario (pues no por esto nos independizaremos del resto del mundo) canjearlo por dinero sólo cuando lo necesite. Una combinación de ambas cosas es lo más factible, ya que los absolutos son imposibles de lograr.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©