El Gea

Un vistazo a la verdad de la Creación (XII).

Por Ruby Villarreal


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En las palabras de G. Richard Bozarth, en su escrito "El significado de la evolución" para la revista El Ateo Americano: "El cristianismo ha pelado, todavía pelea, y peleará contra la ciencia hasta el fin extremo respecto a la evolución, porque la evolución destruye absoluta y finalmente la misma razón por la que supuestamente se hizo necesaria la vida terrenal de Jesús. Destruye a Adán y Eva y el pecado original, y entre los escombros encontrarás los lastimeros restos del hijo de dios [sic]. Quita el significado de su muerte. Si Jesús no fue el redentor que murió por nuestros pecados, y esto es lo que significa la evolución, entonces ¡el cristianismo es nada!"

Y el efecto que tiene el creer en la evolución es devastador. Roba al hombre de un sentido de propósito, de un destino. Le quita la esperanza, y le arroja al vacío irremediablemente. La evolución consiente la existencia del asesinato, del racismo, del homosexualismo, de la drogadicción y de peores cosas condenadas claramente por Dios. Al fin y al cabo, los animales así se comportan, ¿por qué nosotros no podemos? Todo lo malo es aceptable ante la evolución: es natural. Si venimos de Adán, creado por Dios, los valores son absolutos y Dios pone las reglas. Si venimos del mono, evolucionado por casualidad, los valores son relativos y el hombre pone las reglas. Según el mundo, esta segunda opción te libera.

En 1962, en Estados Unidos se dejó de orar y de enseñar los diez mandamientos en las escuelas, y la evolución se comenzó a inculcar como un hecho científico probado. Las estadísticas muestran qué ocasionó este alejamiento de la verdad de Dios: el rendimiento escolar bajó de un promedio de 97 a un promedio de 89 del cual no se ha podido recuperar. La cantidad de adolescentes entre 15 y 19 años de edad que padecen enfermedades venéreas aumentó 226%. La cantidad de embarazos en niñas de 10 a 14 años de edad aumentó 553%. La cantidad de parejas que viven en concubinato (unión libre) aumentó 536%. La cantidad de divorcios se disparó 117%. Y los crímenes violentos subieron 794%. Cifras que crecieron alarmantemente en menos de 40 años. En comparación, el crecimiento total de la población aumentó tan sólo un 25% en ese mismo tiempo (1962-1990). Sin embargo, en agosto de este año (1999), el estado de Kansas dejó de enseñar la evolución en las escuelas porque no es un hecho científico.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©