Avalanchas o aludes de nieve (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1) - Avalanchas de nieve en polvo.

Suelen darse en lugares donde se encuentra nieve seca y poco densa sobre una base dura y con la pendiente necesaria antes mencionada. Su desenvolvimiento es progresivo tanto en velocidad como en volumen, es decir, avanzan y crecen cada vez más a medida que pasa el tiempo, que evolucionan.

2) - Avalanchas húmedas o de agua nieve.

Suelen darse a final de las temporadas invernales, paralelamente al comienzo de la época de deshielo. Pueden fluir, similares a una cascada de agua, o tener una velocidad lenta pero no por eso menos devastadora que en el caso de avalanchas rápidas como las de nieve en polvo.

3) - Avalanchas en bloque o de desplazamiento de placas sólidas de nieve dura.

El peso de un esquiador puede ser suficiente para iniciar este tipo de avalanchas al provocar el desprendimiento de un bloque de nieve que, al irse rompiendo producto de un deslizamiento progresivo por acción de la gravedad, va tomando cada vez una mayor velocidad.

De las personas enterradas por la acción de una avalancha en un lugar en el cual se pueda organizar tareas de rescate con rapidez y eficacia, según estadísticas, una de cada diez muere por asfixia, hipotermia o aplastamiento.


La lluvia en la montaña puede favorecer la creación de
avalanchas o aludes, al aflojar la nieve.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©