Sobre la Suma teológica (III).

Trabajo Domiciliario
Historia de la Filosofía Medieval
Profesor titular: Francisco Bertelloni
Profesor de Prácticos: Julio Castello Dubra
1996 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Cuando quiero hablar de lo que está detrás de éste autor, cuando trato de explicar sus objetivos y sus preocupaciones, surge un respuesta que abarca, que engloba los dos aspectos anteriormente mencionados.

Dije que sus objetivos parecieran ser lo más claro, pero si se combinan con sus preocupaciones, como la de responder a todas las que el encuentra, o conoce, como posibles (o válidas) objeciones a su argumentación, y la de exponer lo más sintéticamente tanto las demostraciones, como también las objeciones y las soluciones a las mismas; surge que persigue la claridad de exposición como un objetivo implícito que influye mucho en toda su argumentación. Mucho más elocuente es esta observación si tenemos en cuenta el dato complementario de que la Suma Teológica a sido escrita, como nos dice Gilson, para los principiantes. Esto no significa que reservara partes de los problemas y soluciones para gente más “avanzada” en los “estudios”, sino que no se encontrará nada que no sea realmente fundamental pero nada realmente fundamental se debió haber dejado de lado en su redacción. Es un escrito didáctico.

¿UN TEóLOGO, UN FILóSOFO O UN DOCENTE?

No creo que haya que elegir entre una de las “profesiones”, sino que se ve un poco de cada una dependiendo el enfoque que se haga.
Ya he señalado que su trasfondo me refleja su aspecto educativo, pero ¿nos quiere inculcar la religión o la filosofía?, ¿vale la disyunción? Yo creo que no, pues estamos en la Edad Media.

Sin entrar en un análisis de la gran cantidad de posiciones respecto a la “filosofía cristiana” (una cuestión que rosa de cerca la que estoy tratando). Creo (desde mi relativa ignorancia, tengo que decirlo), que en Tomás de Aquino no vale la distinción entre filosofía y religión, o más bien, entre religión y filosofía, porque en el son indiscernibles los límites, desde mi visión, desde nuestra época, frente a estos artículos de la Suma Teológica.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©