Conozca el Gea.

Demostrar la inexistencia de los dioses (V)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es decir, si hay esa visión progresiva, entonces la religión cristiana con su concepto de "pecado" y "culpa" es más moderna que la actitud "actual", que ya era la de Sócrates siglos antes del cristianismo. En vez de "castigo", es más caracterizador de la visión cristiana la "redención" del pecado, que incluye el perdón mediando el arrepentimiento.

Lo de "error - ignorancia - educación" tiene su parte positiva, obviamente, pero si se lo absolutiza, lleva a un intelectualismo ético inaceptable. Ya Ovidio había dicho "Veo lo mejor y lo apruebo: sigo lo peor". El problema del hombre no es solamente (ni principalmente) intelectual, sino volitivo: no es tanto que no veamos el bien, sino que no nos decidimos a hacerlo.

5.- Lo que define, a mi entender, la religión no es lo sagrado, lo sobrenatural, el amor, la fraternidad, la omnipotencia, la omnisciencia, etc. Lo que las define es el sentido: las religiones pretenden darle sentido a la existencia humana siendo los dioses los garantes del mismo. Esto se puede ver en la insistencia de las religiones en la resurrección (o en una u otra forma de inmortalidad) ya que nada que termine tiene sentido: los esfuerzos, las luchas, las penalidades, etc. (la vida) pierden su sentido si todo se acaba sin más. Y es ahí donde se las puede atacar, dado que el sentido presupone un funcionamiento teleológico de la realidad y, hasta donde conocemos, el funcionamiento de la realidad es de tipo causal.

La consecuencia negativa que se sigue de todo esto es que la vida no tiene sentido, ya que el sentido estaría ligado a la finalidad, y la finalidad no sería algo real. Por otra parte, la explicación "causal" y la teleológica no son necesariamente opuestas: en Aristóteles la "causa final" es justamente la que explica la acción de la "causa eficiente". El método de las ciencias modernas prescinde de las causas finales, y hace bien, porque no contribuyen en nada a su objetivo, que es dominar la naturaleza. Pero sí contribuyen al objetivo de la filosofía, que es comprender la realidad, también la realidad de las causas eficientes. Y es la filosofía la que conoce las causas finales.
   
Para ello, no tiene que ir demasiado lejos: basta admirar la estructura de nuestro organismo para ver allí un verdadero himno a la finalidad(*1). Si esa finalidad no es captable con el anteojo de la ciencia moderna, sí es visible para la inteligencia humana, y sería muy extraño decir que lo que la inteligencia ve no es verdad porque la ciencia moderna no lo ve. Sería como decir que el sonido no existe porque no es visible. Una cámara fotográfica, por ejemplo, verdadero triunfo de nuestra inteligencia proyectiva, es apenas una pálida imitación del ojo humano. Es absurdo pretender que lo menos perfecto consiste en un diseño, y lo más perfecto es obra del azar

Saludos cordiales
Néstor Martínez.

(*1) Nota del Editor: ver aquí para una refutación.

Más información:

Filosofía.

Cursos.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

¿Se siente desmotivado?.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©