José Antonio Navarro Pérez

Infinito, tiempo, metáforas y sol (XVII)

Por José Antonio Navarro Pérez y Aldo Mazzucchelli et. al.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Me imagino, sin embargo, que lo que varía entre la garrapata y el ser humano no es tanto el tiempo en sí cómo el juego de sucesos disponibles para el acontecer y el ritmo al que son percibidos. ¿Acaso la garrapata no elaboraría la teoría de la relatividad de la misma forma que nosotros, a pesar de su distinta percepción del ritmo del tiempo?

De momento, no disponemos de evidencia de que la garrapata haya llegado a elaborar la teoría de la relatividad como nosotros...
A diferencia de a ti, a mi eso me resulta de lo más significativo! Dado que su raza existe hace bastante más tiempo que la nuestra, sospecho que su persistente renuencia a elaborar la teoría de la relatividad no es un gran apoyo para demostrar que la teoría de la relatividad es una 'verdad objetiva' incluso para las garrapatas --ni para los árabes o los tahitianos o los españoles, que tampoco la elaboraron...---. Tiendo a pensar que las teorías dependen fuertemente (radical y absolutamente) de las especies y las culturas en las que nacen.

El que el tiempo esté entre los sucesos y los observadores, podría caricaturizarse diciendo que nada sucedería si no hay nadie observando (en la línea de la desafortunada interpretación de Copenhague de la mecánica cuántica).

No lo dudes; si no hubiera nadie observando, nada SUCEDERíA. El argumento clásico es decir que antes de que hubiese hombre ya las hojas caían de los árboles, sin que nadie las viera, y que ese suceso "existía". Pero al decir eso se hace abstracción de la parte humana de los sucesos. Lo que existía antes de la conciencia es algo que, obviamente, necesita de la conciencia para cobrar existencia actual, bajo la forma de una proyección de la conciencia hacia lo que llamamos "pasado". Es decir, una proyección de leyes y regularidades obtenidas por nuestra mente, y luego aplicadas a un "tiempo" que es nada más que el 'espacio' correlativo dentro de una sucesión de la que formamos parte directamente. Sí, había "algo" antes de la conciencia humana, pero su forma y contenido está ABSOLUTAMENTE en función de lo que las distintas formas y momentos de las distintas conciencias humanas tal como van siendo logran concebir.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©