Conozca el Gea.

Contra los sofismas (III)

Por José Luis Ramírez


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Si Platón es un idealista o un realista exagerado es una cuestión de perspectiva. Para mi es un materialista disfrazado, pues después de haberse habituado a las cosas del mundo, las toma como modelo para construir un kosmos ouranós, negando realidad al modelo. El caballos que tengo delante no es una copia del caballo ideal o de la caballeidad, sino al contrario: el caballo como concepto abstracto está sacado de los caballos concretos. Y si eso supone, según alguno, que reconocemos una idea común en todos los caballos, entonces no se trata de mi idea, de la idea de un sujeto, sino de una idea intersubjetivamente construida. A menos que le encarguemos a Dios el que nos esté sirviendo las ideas como hicieron los filósofos racionalistas y Berkeley.

Yo no me explico de qué realismo hablan los llamados realistas, que pretenden que la estupidez, la vanagloria, la verdad y otras ideas por el estilo sean eso COSAS independientes. A lo mejor sucede que hay conceptos de diferentes clases y que los estamos reduciendo idealistamente a una sola categoría a imitación de la matemática. La filosofía que tantos conceptos maneja, nunca se ha parado a preguntarse sobre el concepto de concepto. Platón mezclaba lo bueno con lo verde y para otros es lo mismo una mesa que una compra o una inspiración. Sustantivo más o menos, qué más da.

Aldo decía muy bien que para poder obligar a uno a colocarse la etiqueta de idealista o realista hay que partir de la base de que ese uno verdaderamente existe. Lo cual ya es meter a un tercero de rondón. Y si algo hay difícil de defender es justamente ese famoso "sujeto" ese hypokeimenon, que de haber sido un elemento subordinado (sub jectum), una especie de percha sostenedora de la forma, a partir de las discusiones averroístas sobre el sujeto activo y el pasivo (que no concedía al individuo más que la pasividad) de pronto convierte al sujeto en el jefe de todo el cotarro.

Idealismo / realismo y subjetivismo / objetivismo son dos dicotomías tan emparentadas como engañosas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©