F. Ferrero

Contra los sofismas (I)

Por José Luis Ramírez


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El encerrar al contrario en alternativas dicotómicas utilizando el tercero excluido es una vieja treta de los dogmáticos, fundamentalistas y sofistas.

A o no-A, parece inocuo. Pues "no-A" no significa propiamente nada, sino que des-significa A. 
Esto no quiere decir que no se planteen situaciones dicotómicas, sino que la dicotomía excluyende de tercero no es un principio general del pensamiento si no se quiere convertir la sociedad en un avispero de desavenencia y persecución.

Cuando voy a cruzar una calle muy traficada el semáforo me dice si puedo o no puedo pasar. Verde o rojo. Aunque por lo general hay también un color naranja preparador, pero dejémoslo a un lado. Paso o no paso, esa es la cuestión. Los jueces tienen que decidir sobre si el reo es culpable o no, pero el no-culpable no significa lo mismo que "no culpable". Hay que dicotomizar para resolver, pero siguiendo el principio de que la duda favorezca siempre al reo. Es decir, una verosimilitud de un hecho, a partir de la cual se pueda llegar a una decisión penal.

La dicotomía en la que los dos opuestos tienen sentido sólo se puede construir sin embargo a partir de un tercero, de un criterio oculto. El que nos somete a una alternativa dicotómica nos está en realidad haciendo admitir una reglas de juego básicas. Yo elijo entre pasar o no pasar de un lado a otro de la calle si la dicotomía verdaderamente se plantea. Pero yo no estoy en mi casa tranquilamente y al mismo tiempo diciendo "ahora puedo pasar o no pasar al otro lado de la calle". Ni tampoco me someto a la disyuntiva "culpable, no culpable" si no he sido acusado de algo. Cuando Hegel decía que el tercero excluido consiste en poner o quitar un término (+A y -A), no decía una tontería tan gorda como algunos estúpidos auténticos creen. Pues si A ni siquiera existe, se acabó la dicotomía. Para excluir hay que excluir algo y un principio lógico es sólo un esquema que estructura sentidos concretos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©