Ecología: Recicle su aceite (III)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El proceso para elaborar jabón es simple.

1 - Se pone en un recipiente resistente a la soda cáustica (pero recuérdese, NUNCA de metal), del tamaño y forma que se requiera, el aceite grasa o manteca (o incluso cera de abeja), junto con la misma proporción de agua (algunos le agregan algo de leche para hacerlo más suave). Ambos ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

Si se usa grasa o manteca, hay que tener en cuenta el derretirla antes de mezclarla con el agua y la sosa. Aunque no es para nada imprescindible, algunos le agregan un puñado de jabón en polvo (el que se usa para lavar).

2 - Luego (lentamente) se le agrega la soda cáustica (o “sosa”) en una proporción de 1/3 respecto de la cantidad de agua o aceite agregada, mientras se mezcla despacio. No hay que dejar de revolver durante por lo menos 15 minutos (el tiempo es variable, hay que buscar la consistencia de la mezcla).
Entonces si, por ejemplo, se agrega 1 litro de aceite y 1 litro de agua, hay que agregar 1/3 de kilo de soda cáustica o sosa. 

3 - Se mezcla todo hasta que se forme un compuesto uniforme (“cuajado”). Al igual de lo que ocurre cuando se prepara el dulce de leche casero, la mezcla está a punto cuando, al pasar el instrumento que usemos para revolver, se pueda observar por un instante el fondo del recipiente antes de que vuelve a quedar cubierto (RECUéRDESE, la espátula, cuchara o el instrumento que se utilice para mezclar, TAMPOCO debe ser de metal, sino de madera o plástico).





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©