Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Análisis de Películas

“La voz de la luna” (IV)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Gonella se pasará la película protestando en voz alta y el pobre Ivo sólo se interesa por la luna como objeto de deseo. Alrededor de ellos se produce un constante movimiento y la simultaneidad registra varias acciones al mismo tiempo. Nadie ocupa el plano como él, nadie cree en el movimiento y las entradas y salidas de los personajes como Fellini y pocos autores son fácilmente identificables, como él, tan sólo con una breve escena.

La puesta visual es la misma de otras películas suyas: retratos familiares en las paredes, el vino, los vecinos que pasan por la puerta siempre abierta, la comida tradicional, la habitación de la infancia. Sin embargo los cambios se evidencian, los sobrinos miran televisión y se vuelven locos con las hazañas de un héroe intergaláctico de nombre extraño.

Toda la película se apoya en el silencio y el ruido. La voz de la luna tiene dos tonos diferentes. Por un lado las escenas jugadas en el cementerio, la casa natal y los encuentros de Ivo y Gonella con otros personajes en medio de la noche. En oposición, el sonido estalla en las fiestas y reuniones grupales. Cuando Ivo y Gonella logran hablar uno en frente del otro, la cámara registra el paso de la gente, siempre delante de los dos, interrumpiendo la conversación.

Cada una de las escenas está marcada por la bronca de Fellini al transmitirnos la permanente incomunicación de los personajes. Cuando en el final Ivo, un chico por su mirada y sus acciones, observa a la luna con cara de mujer y ella le pide unos segundos para reclamar una tanda publicitaria, se hace más patente la crítica de Fellini a ese mundo. Triste y solitario final el de Ivo reclamando ”un poco de silencio para escuchar algo”: las voces de lo alto (la luna) y de lo bajo (el pozo del aljibe), las voces del cielo y del infierno y esa música que sigue sonando aunque todos se empeñen en continuar sordos. Mientras el Gran Mago, Fellini, nos transmite sus emociones por última vez.

Más información:

Ciencias sociales.

Cursos relacionados.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

Compra y venta de equipo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©