Filosofía del Lenguaje - Guías.

GUIA Nº1 - Sentido, denotación e imagen asociada - Fregue y B. Russell (IV)


Filosofía del Lenguaje
Prof. Tit.: A. Moretti
1998 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

3a) – Acepto la conclusión. Pues no importa que sea falso, y hasta contradictorio, que “[...]la capital de Honduras esté en Nicaragua”, pues eso no es lo que hace a la oración verdadera; lo que la hace verdadera, tanto en un caso como en el otro, es el hecho de que Felipe lo cree así. El centro de la cuestión está en la palabra “cree”, o en el concepto de creencia; en este caso se le podría dar el sentido de “tiene la convicción de que tal cosa es así, aunque si lo verificara se daría cuenta de que no...”. Por supuesto, Felipe también podría creer que Managua está en Nicaragua, con lo cual el sentido de “cree”, ya no sería el anteriormente propuesto, si consideramos que realmente Managua es la capital de Nicaragua. Es decir, en el primer caso Felipe creería verdaderamente algo falso; y en el segundo creería verdaderamente algo verdadero.

3b) – La oración que se pone como ejemplo fue modificada según la prueba, propuesta por Frege, que demostraría que la denotación de una oración es su valor veritativo si el mismo no cambia cuando se reemplaza un componente de la oración por otro con la misma denotación pero con diferente sentido. Luego del cambio, el valor veritativo de la oración en cuestión no ha cambiado, por lo tanto, ya que Frege seguramente creería válida esta prueba, y se conformaba sólo con ella (por lo menos en este artículo) debemos concluir que este tipo de oraciones no le deberían haber traído mayores dificultades.

La cuestión es si la prueba es valida o no. Frege no diferencia entre la denotación de una expresión de una oración, y la denotación de una oración, cosa que hace patente el tipo de oraciones que se pusieron como ejemplo. Es decir, no siempre coinciden la denotación de uno de los componentes de una oración determinada, con la denotación de una oración determinada. Por lo tanto, si se reemplaza un componente de la oración por otro con el mismo valor veritativo, esto no probaría que denotación de una oración es su valor veritativo, sino que la denotación de uno de sus componentes es su valor veritativo. Es decir, se supone que una propiedad aplicable a una parte, es aplicable al todo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©