Conozca el Gea.

Suicidio, superioridad y felicidad animal (XVIII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

José “Pepe” Martínez escribió:

 Estimado Néstor Martínez:

El suicidio es un acto intrínsecamente contradictorio en su finalidad, y por tanto, contrario a la razón, de donde se sigue que es contrario a la ética, dado que lo ético es obrar según la razón. Es contradictorio en su finalidad, pues el que se suicida no deja de ser un buscador de la felicidad, y precisamente por eso se suicida: su ansia del bien le hace intolerable el mal o el sufrimiento de la existencia. Pero al mismo tiempo, el suicida busca con su gesto la eliminación total, y ahí está la contradicción. El bien y la nada son incompatibles.

Así te expresas.

De acuerdo. Este argumento está coincide con el que aporta del capítulo LXIX del libro cuarto de la obra de Schopenhauer El mundo como Voluntad y Representación, sólo que el referido filósofo se revolvería en su tumba si supiera que su argumento pretende ser apoyado en el acto creador de Dios.
El problema del que aquí se trata, según he entendido yo, es el de la eutanasia, no del egoísmo, en relación con el cual, Schopenhauer aporta ese argumento contra el suicidio.

Es verdad que el hombre es distinto de cualquier animal (aunque no por eso nos está permitida cualquier conducta con éstos, también han sido creados por Dios y el maltrato a los animales, como dice también Schopenhauer, es una piedra de toque relevante que muestra el grado de sensibilidad ética de una persona.

Tú centras las diferencia esencial entre el hombre y el animal, y niegas la moralidad de la eutanasia, en la racionalidad, pero yo hablaría de una consecuencia de ella: la autoconciencia, que es lo que permite al hombre evaluar si vale la pena la vida o no, algo que efectivamente no pueden hacer los animales. En consecuencia con esa evaluación, me parece que puede, en nombre de la racionabilidad humana, aceptarse éticamente, incluso facilitarse, la eutanasia.

Un cordial saludo.

Pepe Martínez





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©