Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (LXXXII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Por último, debo reconoce que lo siguiente es lo más acertado que has dicho hasta el momento, estoy totalmente de acuerdo y comparto este punto de vista:

”Si no existiesen diferencias esenciales [...] tampoco habría una diferencia esencial entre el bien y el mal, lo ético y lo no ético. En todo caso, lo ético sería un poco más ético (o un poco más no ético) que lo no ético. Y el bien sería un poco más bueno (o un poco más malo) que el mal. Y viceversa. “

Por supuesto, todo esto dicho respecto del plano ontológico, donde no existe ni el bien, ni el mal, ni lo ético, ni lo no ético, no en el plano conceptual, donde todas estas diferencias seguirían estando estipuladas, como hasta ahora, ya que son independientes de la existencia o no de la esencia ontológica de las mismas.

P.D:*(1)

Federico.

*(1) Nota del Editor: para leer la discusión de la posdata, ver “Animales y seres humanos”.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©