Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (LXXIX)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es cierto, la naturaleza humana es cruel, las historias reales deben ser comparadas con historias reales y no ideales. 
Nadie es santo. Pero hay algo que es cierto: una cosa es que una persona que comparte la naturaleza humana no sea santa porque cometa ciertos crímenes, y otra muy distinta el que una persona que comparta la naturaleza humana y se diga SANTA cometa ciertos crímenes.
Es decir, las iglesia se diferencia de sus acusadores en que ella no sólo cometió el mismo tipo de crímenes, sino que es ella la que supuestamente predicaba por que dichos crímenes no sean cometidos, cuando en realidad sus miembros no podían independizarse de la cruel naturaleza humana.

Napoleón, Hitler y la URSS cayeron porque intereses políticos y poderes más fuertes les pasaron por arriba. La judíos, en cambio, a sabido subsistir mucho más tiempo incluso que la iglesia católica, al menos por el momento. Eso no significa más que saber organizar las cosa con visión de futuro.

Es cierto que no en todos los casos pedir perdón es un acto hipócrita. Desde mi punto de vista, considero que pedir perdón a Dios si lo es, y a eso me refería.

No sé si la iglesia podría o no haber evitado los desmanes de los colonizadores en América.
Pero al menos podría haber actuado con más respeto. Por ejemplo, podría no haber contribuido a ellos como hicieron, por ejemplo, al construir iglesias sobre los templos de otras culturas que adoraban a otras divinidades no católicas, previa destrucción de los mismos

Podrían también haber dicho que no estaban de acuerdo con la actitud llevada a cabo por los colonizadores (entre los que ellos mismos se contaban), aunque eso no significara más que una reafirmación de sus principios o un acto de diplomacia. Esto mismo se aplica al caso nazi.
Estas cosas, que parecen nimiedades, son las que hacen que se paren guerras.
Sino, ¿qué sentido tendría que un representante de la Unión Europea diga que no está de acuerdo con lo que hacen los el ejército israelí en los territorios palestino? ¿Qué sentido tendría si en realidad no pueden oponer a esos actos más que una postura diplomática o de principios? 
El callarse ante hechos nefastos también constituye una actitud nefasta y conciliadora con tales hechos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©