Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (LXVIII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es cierto, en ninguna parte un precepto católico dice "exterminar a los que no aceptan la verdad".

Tampoco Inglaterra tiene una constitución, pero funciona mejor que un país como Argentina, que sí la tiene, simplemente manejándose con leyes no escritas.

De la misma forma, durante muchos siglos esta ley no escrita fue la consigna a seguir por muchos Papas, y por la iglesia misma como institución, innumerables hechos históricos lo demuestran.
El sólo hecho de no haber evitado la masacre de el mal llamado "descubrimiento" de América, o el haber actuado por "omisión" sin oponer una postura clara a muchos genocidios (como el judío por parte de los nazis) es ya una falta grabe que evidencia la política eclesiástica.

Me gustaría saber cómo podía la Iglesia haber evitado los desmanes de los colonizadores en América sin disponer de un ejército mucho más poderoso que el español y el portugués juntos. Exigirle a alguien no haga algo es una cosa, evitar que lo haga, otra. Muchos religiosos como Bartolomé de las Casas alzaron su voz contra la opresión que sufrían los indígenas. Se puede decir que no fueron todos los que debían haber sido. Pero incluso si hubiesen sido muchos más, el predicador sólo puede predicar, y es el oyente de la predicación el que ha de decidir si le hace caso o no. De lo contrario, habría hecho falta una especie de SuperInquisición. Y si se habla de recurrir a los reyes, entonces ahora el predicador debe exigir a los reyes que hagan algo. No es leal echarle a la Iglesia la culpa exclusiva de todo. Cada uno debe asumir sus propias responsabilidades.

En cuanto al genocidio nazi, es sabido que Pio XII vivió con una angustia tremenda el drama de no poder hablar más claro, porque si lo hacía, eso sólo iba a empeorar la situación de judíos y católicos en manos del poder nazi. ¿O piensas que Hitler iba a detenerse por lo que dijese el Papa, en vez de proceder a las represalias? Eso no le impidió a Pio XII salvar las vidas de miles de judíos. Sobre este tema es fundamental leer a un historiador judío como Pinchas lapide, crítico acerbo de la fe cristiana, pero agradecido a los Papas por su actividad a favor de los judíos perseguidos. El .libro se llama "Los tres últimos Papas y los judíos".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©