Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (L)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Para vos “un solo tipo de cosas”, podría ser una gran cantidad de átomos, que forman un único universo, para mí no, porque un átomo (o cualquier otra cosa) es absolutamente distinto de otro átomo, por lo tanto, no existe ontológicamente hablando la clase de los “átomos”, o sea, la “esencia” de los átomos.

Lo que existen son los conceptos, y es lo que vos confundís con la esencia.

Para hablar, para entender o para pensar, es necesario juntar las cosas en diferentes clases o categorías, pero eso no significa que en realidad las cosas estén separadas en clases o categorías. Afirmar eso, es sólo suponerlo.

Hay diferencias entre cosas, esto es un hecho.

Muchas personas sensatas afirman que no existen las diferencias esenciales. Por tanto, no hay razones contundentes que demuestren la existencia de la “esencia”.

Es decir, existen las diferencias, sin que existan razones para afirmar la existencia de diferencias esenciales, por tanto, pueden existir las diferencias sin que existan las diferencias esenciales (lo contrario a lo que afirmás).

La alternativa no es “o hay un solo tipo de cosas, o hay diversos tipos de cosas”, sino que puede haber infinitas cosas diferentes no clasificadas por tipos.
El que racionalicemos el mundo para darle un sentido o un orden, no significa que este lo tenga en realidad.

Si apreciamos con detenimiento cualquiera de las cosas que se encuentran encasilladas conceptualmente bajo una clase determinada, pongamos la clase de los caballos, veremos que existen infinitas diferencias entre un caballo concreto y otro caballo, por lo que en realidad la generalización bajo la clase de los caballos es puramente conceptual.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©