Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Néstor Martínez escribió:

Estimados:

Estamos hablando del suicidio, de la centralidad del hombre, de la eutanasia, y de la alimentación omnívora. Todos temas relacionados entre sí, porque de lo que se trata en el fondo es de la originalidad de lo humano como fundamento de la ética.

Contra esta originalidad de lo humano se argumenta frecuentemente, como hacen nieves, miro, con el "¿no será que..?" ¿No será que es todo una ilusión nuestra? Lo que pasa es que el argumento de "¿no será que...?" no funciona cuando vemos que "no es que". Ese tipo de argumento viene a decir: ¿No será que no estamos viendo lo que creemos estar viendo? Esa pregunta es contradictoria, pues algo se pretende ver, y verlo con validez, como motivo o fundamento de esa duda. Se podría responder "¿No será que cuando creemos que nuestro egoísmo nos hace creernos el centro del Universo nos equivocamos?"

Hay un hecho, no una teoría, a considerar: el ser humano es efectivamente único. Eso no es soberbia ni egoísmo, a no ser que estemos locos cuando pensamos darnos cuenta sencilla y objetivamente de que somos la excepción en el planeta. Cansa estar enumerando siempre las razones de esa superioridad. Pensemos solamente en esto: somos capaces de pensar el Universo en su conjunto, y más aún, de preguntarnos porqué existe algo, y no más bien nada. Ahí se terminan todos los grados, porque no hay nada más allá de la totalidad. Y pensar la totalidad es en cierto sentido igualarla, intelectualmente al menos.

Eso es un hecho, no una teoría. Y con los hechos no se discute. La vida de cualquier animal no se extiende más allá del ámbito espacial y temporal que interesa a su supervivencia. La vida humana no tiene límites en el tiempo y el espacio, puesto que por el pensamiento los puede superar todos. No es necesario para nuestra supervivencia saber cuántos satélites tiene Júpiter. Y mucho menos preguntarnos de dónde proceden todas las cosas. El hombre es un tope, porque de algún modo iguala a la totalidad. Por eso no es irracional pensar que con el hombre la evolución llega también a un tope. No hay nada más allá de la totalidad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©