Conozca el Gea.

Sobre Dios (¿o sobre lo humano?) (LXII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Entendiendo a "necesario" en el plano lógico, es evidente que la existencia de Dios no es necesaria, de la misma forma que la existencia de todo lo que ES (y cuando digo "todo" digo "todo", Dios incluido si existe) no es necesaria. Todo cuanto hay podría no haber existido, y nada obliga a pensar lo contrario. Nada obliga a pensar que exista algo no contingente mientras que, contrariamente, lo contingente es lo único que conocemos. Es cierto que podría haberlo y que no lo conozcamos, pero no existen razones que lo prueben.

Me parece muy valioso este reconocimiento de la contingencia de todo lo que nos rodea en nuestro mundo empírico. Claro que no se puede incluir allí a Dios, puesto que Dios no es un ente del mundo de nuestra experiencia sensible. Al hacerlo, estaríamos yendo más allá de la experiencia, y elaborando una especie de "teología natural" para un dios contingente.

Considerás que en una discusión sobre la existencia de Dios no se discute el concepto, sino el juicio que dice "Dios existe" (a partir de aquí, ver "Re: en Dios sólo se puede creer).

No estoy para nada de acuerdo con esto, es más, considero que toda discusión sobre la existencia de Dios debe optar entre dos posturas diferentes:

1 - Determinar previamente a que nos referimos con el concepto Dios.
 
2 - Considerar a Dios como algo indeterminado, por lo tanto, una variable cuyo contenido no se pone en tela de juicio.

Como evidentemente no determinamos lo que se entiende por Dios, opté por dejar este concepto como una simple "x" indeterminada, y discutir si tal "x" existe o no.

Me gustaría saber cómo se hace para discutir si "x" existe. En realidad, todos sabemos lo que discutimos al discutir sobre si Dios existe o no, por eso es que la discusíón se vuelve tan apasionada, como podemos ver. Lo que sucede es que no tenemos una sola idea sobre Dios que condense todo lo que pensamos cuando pensamos en él. Discutimos acerca de si existe un Ser Supremo, Necesario, Causa Primera de todo cuanto existe fuera de él, distinto de todo lo que él ha causado, y por tanto, Autor de nuestro mundo material y de nosotros mismos. Y podríamos seguir, claro está, elencando atributos divinos. Pero para una discusión, alcanza con establecer primero la existencia de tal ser, que es lo que he hecho ya. Luego la discusión puede seguir con los otros atributos: ¿ese ser, es inteligente, personal, etc.? Y así.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©