Refugios: la reconstrucción o la vuelta a los orígenes (VI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Al no ser el terreno tan pedregoso como el que terreno en el que implantamos Camp David III, debíamos antes de construir las pircas acarrear las piedras desde una distancia relativamente mayor. Un grupo se encargaba despeñar (literalmente) las piedras grandes, haciéndolas rodar hasta la parte más cercana a la obra, mientras juntaban y transportaban piedras más pequeñas con recipientes (la olla en la que cocinábamos se transformó en balde) o carros improvisados para este fin.

La Patagonia.
"El acarreador", creado por el Aprendiz
Sergio Pastor para transportar piedras
de abajo hacia arriba, en caso contrario
nos bastaba con la gravedad.

La exagerada cantidad de tábanos que pululaban a nuestro alrededor intentando picarnos (pues se alimentan de sangre roja) y que entorpecían nuestro trabajo, hizo necesario que improvisáramos una especie de velos construidos con media sombra, los que, juntos con nuestros BDUs, evitaban tener que preocuparnos por estos bichos.

La Patagonia.
Un aspecto intimidante, es cierto, pero a cambio de cierta
comodidad para trabajar (si es posible concebir que el 
transportar piedras a mano pueda hacerse "cómodamente"...)




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©