Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (XVII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1.A.4) - La temperatura del agua.

No hace falta saberla en detalle, sino más bien darse cuenta de que, independientemente del clima que puede llegar a ser caluroso, al meternos al agua si esta está muy fría estaremos exigiendo a nuestro cuerpo demasiada energía para mantenerse en calor, lo que puede ser perjudicial., es decir, podemos sufrir un shock térmico o hicrocución (ver las recomendación general Nº5 al respecto)

El que el agua se torne insoportablemente caliente hasta el punto de resultar perjudicial, sobre todo rápidamente, es algo raro. Pero es una posibilidad que no debe descartarse si se trata de un afluente o espejo de agua que transite o esté sobre zonas volcánicas o de actividad geotérmica acusada y, sobre todo, si se acaba de descubrirlo (explorando una zona virgen) y no se sabe por tanto como se comportará. En estos casos también hay que tratar de determinar el nivel de acidez del agua, que puede llegar a ser muy alto por estos mismos motivos.


Las aguas de la Patagonia no son especialmente agradables
para bañarse. Esta foto, que muestra el cruce de un arroyo
por parte de dos exploradores, fue tomada en pleno verano,
a solamente 1500 metros de altura aproximadamente.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©