Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (XLV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

2.A.3) - No bucear en exceso.

Para evitar la otitis hay que tratar de no bucear demasiado o más de lo necesario en caso de estar practicando precisamente esto (el buceo). Si se está nadando, de ser posible hay que utilizar tapones para protegerse los oídos, sobre todo si se sabe que se es propenso a ese tipo de infecciones, no se nada hace tiempo o se lo hace poco frecuentemente. Por supuesto no referimos a la práctica de la natación, no del buceo.

Por otro lado, hay que evitar bucear o sumergirse incluso lo más mínimo si se sabe o se sospecha que el agua en las que nos estamos bañando no es necesariamente limpia, o pueda estar contaminada.

2.A.4) - No tragar agua, o hacerlo lo menos posible.

Si el agua contiene una cantidad de microorganismo tolerable por nuestro organismo (cosa que, por otro lado, sólo se puede suponer) generalmente no tendremos problemas. Pero si se encuentra contaminada por alguna causa sufriremos las consecuencias, dentro de las cuales la más comunes son la diarrea y los malestares estomacales.

2.A.5) - No ingresar al agua cuando se sepa que se tiene diarrea (colitis).

Esto por razones obvias. Sobre todo hay que evitar también que ingresen niños con esta enfermedad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©