Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (XL).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El no tomar o beber agua de estos lugares implica no sólo el no hacerlo para saciar la sed, sino el cuidar de no hacerlo en forma involuntaria cuando se está nadando.

Por otra parte, hay que recordar que no debemos entrar al agua después de haber comido. Esta recomendación dicha a la ligera tiene algo de mito, pero haciendo las aclaraciones necesarias tiene también algo de cierto.

Sucede que luego de comer el organismo se encuentra haciendo la digestión, y tal proceso necesita por lo tanto una cantidad grande de nuestras energías.
Existe entonces la posibilidad de que nuestros miembros (brazos y piernas) no puedan resistir una exigencia mayor de lo habitual cuando “nuestra sangre” (por decirlo gráficamente) está concentrada en nuestro aparato digestivo. Los efectos, además de sufrir calambres o tirones por no poder nuestro “sistema” administrar tantos “recursos” al mismo tiempo, se manifiestan en un riesgo real de sufrir una hidrocución o shock térmico por esta causa (ver recomendaciones iniciales).


Despues de comer al aire libre conviene descansar.

Por último, siempre debe tenerse a mano algún tipo de botiquín de primeros auxilios, sea este el del campamento base, o el de campamento móvil. A su vez no es desaconsejable el llevar botiquines personales, cosa que suele suceder sobre todo en las expediciones (no tanto en los campamentos).





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©