Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (XXX).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1.B.3) - Ser precavido con la fauna marina.

Al igual que ocurre con las pirañas cocodrilos y demás “monstruos” de los ríos, pese a lo que se diga es muy raro que en mares u océanos tengamos la oportunidad de toparnos con un tiburón o una orca y, a su vez, que tengamos la desgracia y la mala suerte de que este animal en vez de huir (lo que seria normal) nos ataque.

Mucho más común es que podamos resultar “rozados” por una medusa, una fisalia u otro tipo de celentéreo, y que esto nos produzca un reacción cutánea adversa e incluso grave en personas de piel sensible (o alérgicas), o en casos de que el animal haya entrado en contacto con una gran superficie de nuestra piel.

Se reconoce el contacto con estas criaturas cuando observamos en la piel del herido ampollas dispuestas en fila, producto del roce con sus tentáculos, y que en general son bastante dolorosas. El veneno de ciertas especies como el de las conocidas medusas o cubo-medusas (Chironex, Chiropsalmus) de aguas tropicales, puede causar graves efectos como el paro cardiorrespiratorio.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©