Conozca a los creadores de Andinia.com

Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Saber simplemente nadar o bucear no es suficiente para poder evitar los riesgos que se corren al bañarse, ya sea en una piscina (pileta o alberca), o en aguas abiertas (ríos, lagos, lagunas, mares, océanos, etc.). Esto se debe a que el único riesgo no consiste simplemente en ahogarse o sufrir problemas a causa de la presión o la ausencia de oxígeno bajo el agua, por el contrario, estos son accidentes de los menos frecuentes.

Lo más normal es contraer enfermedades, heridas o lesiones dentro o fuera del agua, en zonas aledañas como las playas o costas, y siempre debido al descuido y la ignorancia de algunas normas de seguridad básica. El conocimiento de estas normas puede evitarnos complicaciones que si bien muy raramente pongan en peligro nuestras vidas, sí serán suficientes para arruinarnos las vacaciones, el viaje, la expedición, el entrenamiento de un nadador o un buzo profesional, o el simple y relajante baño que tanto esperemos tomarnos este fin de semana.


El agua, impresindible para la vida, pero también una fuente
de riesgos.

Con este artículo pretendemos refrescar (nunca mejor dicho) algunos conceptos relacionados con la seguridad en medios acuáticos, en lo que a las personas (y no a los vehículos náuticos en este caso) se refiere.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©