Conozca a los creadores de Andinia.com

Deportes y eficacia de esfuerzo (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Una vez me sorprendí a mi mismo dándome cuenta de que con sólo ver a una persona caminar hasta el borde de una pileta (piscina o alberca) y tirarse al agua de forma despreocupada, supe el elevado nivel de habilidad que esa persona tenía en cuanto a estilo en natación, y esto antes siquiera de verla emerger...

"¿Cómo es posible que lo supieras si no viste a esa persona nadar todavía?" me dirán algunos. No, no se trata de una broma o de algún tipo de "adivinación", la respuesta se encuentra en el análisis de las siguientes palabras: flexibilidad, fluidez, relajación, coordinación, ritmo, equilibrio, estabilidad, seguridad, conocimiento, experiencia, motricidad, movimientos.

Todos estos aspectos netamente corporales y psíquicos son un marca distintiva de cualquier deportista, y un ojo sabio y atento puede reconocerlos incluso con la más mínima demostración motora, en el más mínimo conjunto de movimientos musculares ejecutados de una forma característica y muchas veces maravillosamente suave y acabada.

Sí, “suavidad”, “elegancia” y “detallismo”, son otras de las palabras que nos ayudan a entender cuando una persona ha alcanzado la cima psicomotora de un deporte determinado.

Todas estas palabras son expresión de una economía de esfuerzos.

En el caso de la natación, esto se traduce en la incorporación de una hidrodinámica digna de una obra de arte. Un buen nadador es aquel que no "pelea" con el agua, sino que la utiliza de la mejor forma posible para avanzar, todo su cuerpo "fluye" junto con el líquido que parece transportarlo por su propia voluntad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©