Ecología y organizaciones (VII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En esta semana (23/05/02) Japón está interviniendo, junto con otros países, en la reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional. Organizaciones no gubernamentales como Greenpeace han demostrado, gracias a las declaraciones de países que se vieron presionados, que hace años que el gobierno Japonés plantea una agresiva política de compra de votos de los países miembros de la CBI, con el objetivo de volcar la mayoría a su favor. Los países que protagonizan los miembros incorporados a la Comisión, demuestran un apoyo incondicional a Japón, debido a que ha sido el propio Japón el que ha “impulsado económicamente” su incorporación.

La política de Japón, a parte de ser inmoral, se está manifestando contraproducente. Al gobierno japonés no se le a ocurrido mejor idea que recibir a los miembros de la CBI en el puerto donde multitud de partidarios de la caza de ballenas los abuchearon y, para complicar desagradablemente más las cosas, les ha ofrecido canapés de carne de ballenas...no, no es broma (¿¿usted le ofrecería a un invitado de honor suyo que fuera vegetariano carne para comer??inaudito).
Inteligentemente, Greenpeace está contrarrestando a Japón con su misma medicina, y ofrece a los votantes oro a cambio de sus votos (... ¿hasta dónde hemos llegado?).

La Patagonia.
Ballenas en Península Valdés. Patagonia.

En el caso de Noruega la carne de ballena que logran en sus incursiones anuales a los mares del norte en su mayoría va a parar a sus depósitos frigoríficos donde, congelada, constituye un stock por superabundancia, debido a que el mercado noruego consume una insignificante proporción de la carne de ballena resultante de los más de 600 ejemplares de cetáceos que carnea por año. 
Pese a esto, Noruega este último año se ha autoelevado la cuota de ejemplares a cazar...esto resultaría irracional si no se considera el hecho de que al parecer Noruega pretende luego vender sus excedentes al mercado japonés, cerrando así un fabuloso negocio basado en la ilegalidad encubierta. No olvidemos que Noruega es un país que se autotitula “socialista”...es evidente que las alternativas al neoliberalismo globalizador suelen ser neoliberalismos globalizantes encubiertos, es decir, hipócritas.

La Patagonia.
Cordillera de los Andes, Patagonia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©