Conozca a los creadores de Andinia.com

Desequilibrio del poder (VIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aclarando estos términos, vemos claramente el porqué un acto de Estado que implique masacrar a miles de personas, como se hizo en Afganistán, constituye una “represalia” y nunca un acto de “violencia”. Si no fuera así, no podría entenderse como el señor Zapatero (presidente del PSOE, actual partido de la oposición en España) y el señor Aznar (presidente del PP y del gobierno español) defienden al mismo tiempo la postura “violenta” de Estado Unidos con sus enemigos al tiempo que repudian la “violencia” que es llevada a cabo contra ellos mismos.

Está claro que lo que defienden son sus intereses.

Todos esos discursos idealistas en contra de la violencia y a favor de la paz son lisa y llanamente mentiras.

Lo que buscan estos señores es perpetrarse en el poder lo más posible, o acceder a él cuanto antes.

Lo que buscan estos señores es actuar de una forma políticamente correcta, lo demás es puro discurso son, en definitiva, lágrimas de cocodrilo.

Apoyemos estas reflexiones con algunas hechos recientes. Al sur de Africa, en un país llamado Sierra Leona se suceden hace años hechos violentos que han producido la muerte de más de 150.000 personas.

¿Por qué España y la Unión Europea no intervienen en ese conflicto, pero sí en el conflicto Colombiano o Argentino?

¿Por qué Estados Unidos no interviene en ese conflicto, pero sí en el conflicto de Oriente Medio y Afganistán?

Las respuestas son simples: La Unión Europea y Estados Unidos no tiene intereses económicos ni aliados en ese país africano y en áfrica en general, mientras que sí los tienen en América Latina y en Oriente Medio respectivamente. Lamentablemente, para los europeos Africa constituye actualmente sólo el macabro resultado de sus pésimas políticas colonizadoras e imperialistas. Un buen reino o imperio no masacra a sus ciudadanos ni devasta sus propias tierras para luego dejarlas, destruidas, a su propia merced, impidiendo incluso toda posibilidad de inmigración hacia Europa. La “hermosa” Europa que el sufrimiento (y también su incompetencia, hay que decirlo) de los africanos ayudó a crear ahora les da la espalda ya que económicamente (único criterio de valoración válido para los poderosos según parece...) no interesan.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©