El Gea

Sobre la complejidad de educar en valores (XXIX).

Por Juan Ramón Tirado Rozúa, José Luis Ramírez, Aldo Mazzucchelli, Gustavo Lubatti, Cora y L.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

”Pues abstracción y concepto universal no son lo mismo. Las abstracciones son propias de lo que llamamos teoría. Un buen artista que carezca de teoría del arte y no sepa explicarnos por qué hace lo que hace, tiene concepciones universales que no son abstractas. Los niños tampoco piensan abstractamente, y sin embargo nos entendemos con ellos.”

Perfecta, esta distinción es muy útil para pensar los problemas del arte, del simbolismo, del esoterismo y de la religión, en la medida en que no trabajan con abstracciones teóricas sino con objetos de poder simbólico, que son universales concretos.

”Si no se es consciente de la transformación que supuso la introducción del alfabeto para la mentalidad griega, no se entenderá en absoluto de lo que hablo y se tratará de interpretar todo (medirlo) desde un estadio posterior. Eso es lo que me llevó a Vico, a Humboldt, a Whorf, a cassirer, a Weisgerber.”

De acuerdo, ya hemos comentado esto muchas veces. Es mi visión también. Especialmente, y aquí algo en lo que coincidimos, creo que Vico es imporante porque su defensa (en 'De nostri temporis studiorum ratione') del humanismo para rescatar, contra la ciencia cartesiana y contra el jansenismo los antiguos ideales de una retórica (elocuencia) bien entendida, es un momento clave en la recuperación de lo siguiente: LA IDEA DE QUE HABLAR BIEN INCLUYE TENER BUENAS INTENCIONES, esto es, que el ideal retórico no puede desgajarse de un ideal ético-
En esto coincidimos. Pero esto mismo, creo que tendrás que coincidir, muestra que ES POSIBLE QUE NO COINCIDAN (si las buenas intenciones coincidiesen siempre con la elocuencia, no seria un ideal que coincidiesen, sino un mero hecho obvio). Pero si es posible que no coincidan, ergo, la ética es de una esfera diferente (y en mi comprensión, jerárquicamente superior) a la retórica. Que es lo que vengo diciendo.

Por supuesto, para desarrollar la frónesis, hay que vivir. Y vivir incluye, entre muchas otras cosas, deliberar, exponer, discutir, cruzar argumentos... o sea, retorizar. Pero de alli no se sigue que es en la retórica en donde la frónesis se aprende. Es decir, un hombre profundamente incivil puede ser sabio, y viceversa (sobre todo, viceversa).
Sigamos.

”La teoría, por consiguiente, como algo separado de la práctica y hasta superior a ella, es un mito occidental. La teoría es un producto igual que cualquier otra poiesis. La diferencia es su carácter metainstrumental. Un instrumento de los instrumentos. Pues así como los órganos corporales, la mano y los instrumentos externos sólo pueden manejar otros objetos, pero no a sí mismos, el pensamiento y el lenguaje son los únicos instrumentos que son también instrumentos de sí mismos. Comemos la comida, no el propio comer y golpeamos un clavo con un martillo, incluso un martillo con otro, pero no con el mismo. Pero podemos pensar que pensamos y sólo podemos hablar del lenguaje usando el propio lenguaje. No usando las mismas palabras, sino el mismo instrumento lingüístico. La reflexión humana es lo más grandioso y lo más equívoco. Las armas de las crítica nos hacen olvidar la crítica de las armas.”





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©