El Gea

Sobre la complejidad de educar en valores (II).

Por Juan Ramón Tirado Rozúa, José Luis Ramírez,
Aldo Mazzucchelli, Gustavo, Cora y L.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Cora escribió:

Ante la propuesta de Juan Ramón "SOBRE LA COMPLEJIDAD DE EDUCAR EN VALORES" y la acotación de José Luis, sobre la vigencia de Aristóteles se me ocurre pensar en voz alta.
La tarea docente "sumamente compleja y la conciencia de crisis de valores" es la de educar PARA valorar.
Los valores no se deben trasmitir, se deben reconocer. Considerar al estudiante como sujeto activo es primordial. Considerar que las cosas y las acciones además de ser, valen. Lo que se ha trasmitido son valores consensuados y es al mundo que hemos arribado. A esto debemos apuntar. No por ser aceptado por mayoría se debe considerar que es lo adecuado, o lo correcto, o lo mejor. Aristóteles dice: "si existe algún fin de nuestros actos que queramos por él mismo y los demás por él, y no elegimos todo por otra cosa, es evidente que ese fin será lo bueno y lo mejor". Bueno y mejor en sí mismo y no por la conveniencia personal.

A la serie de planteos ofrecidos por Juan Ramón hay algunos que son esenciales y otros que no sería deseable ni formularlos. No cabe duda, si logramos personas integras, potenciando autonomía, serán competitivos en la circunstancia que deban actuar. Competir no con otro sino consigo mismo. Desarrollar las mejores capacidades para lograr una efectiva convivencia. La ecuanimidad ante las opciones de vida han de ser prioritariamente reconocer "el justo medio", que no es encontrar la mitad. 

Está de moda conversar de valores tales como tolerancia, solidaridad. Pero la conceptualización trasmitida en el imaginario colectivo: tolerar es soportar es grueso error. Esto lleva a que el poder esté en la fuerza (económica, política, etc.) y no en la razón. Tolerar es respetar al otro, reconociendo que tiene razón aunque su opinión no sea la mia y sin necesidad de "machacar" con argumentos sacados no se de donde. 
Solidaridad: dar sin esperar recibir. ¿a quién se le debe dar? Al compañero de aula que tiene dificultades, hacer por él lo que él podría hacer, no es solidaridad. La educación debe pasar por enseñar a reconocer que cada uno es persona con diferentes capacidades. Tolerar la diferencia. Si la diferencia es un contravalor, buscar los argumentos para que se pueda reconocer la responsabilidad que cabe al actuar de manera no prudente. 
Siempre se ha educado en/con valores. Se han formado hombres conformistas a medida de las circunstancias, por lo que se produce la crisis actual. Lo que se necesita es educar persona con criterio valorativo, y para ello hay que educar para valorar. 
No amilaneis, siempre que hubo tempestad le siguió la calma. ¿Aguantaremos hasta que la calma llegue?





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©