Conozca a los creadores de Andinia.com

Consejo: No Vuele por Air France (XIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es decir, la ley deja claro que en caso de atraso en la entrega, mi derecho a reclamar es de hasta 14 días después del incidente.

Teniendo en cuenta que:

1 - El equipaje incompleto llegó a mi domicilio el 18/02/02 (o sea, con atraso, 10 días después de mi arribo).

2 - Debido a que yo estaba participando de una expedición (las pruebas puede encontrarlas aquí), realicé el reclamo al retornar a mi domicilio, a penas me enteré de que no había llegado completo mi equipaje, el 26/02/02 (es decir 8 días después, antes del plazo legal de 14 días).

3 - Al llamar a la central de equipajes de Air France Argentina ellos me comunican que el reclamo debía hacerlo en las oficinas del país donde había comprado los billetes de avión (¿? ¿Por qué?porque sí). Es decir, el reclamo debía hacerlo a Air France España.

Ante esta llamada, por tanto, Air France Argentina no quiere aceptar mi reclamo, y me deriva a otra de sus sucursales, ubicada a 12.000 kilómetros de distancia (la española), y a la evidentemente no puedo llegar en ese preciso momento. Y, lo más importante, no me comunica en ningún momento que el reclamo debía hacerlo por escrito.

4 - Al llegar a España llamo por teléfono al Servicio de Equipajes de Air France España, donde me entero que el reclamo lo debo hacer por carta, el cual realizo lo antes posible.

Si usted ha leído hasta acá toda mi exposición de estos lamentables contratiempos, muy probablemente se pregunte por qué no le hago juicio a Air France...

La razón es que al consultar con un abogado, éste me expreso que lo mejor que podía hacer es, paradójicamente, no hacerle juicio a Air France. 
Mi hizo ver que lamentablemente en España es prácticamente imposible que un consumidor, cliente o usuario le gane un juicio por este tipo de abusos a una gran compañía nacional o internacional.

Lo más probables es que ni siquiera acepten mi pedido de juicio. Si lo hicieran, el proceso se extendería por muchos años y me costaría mucho más dinero, en definitiva, que el que pudiera ganar en caso de que fallaran a mi favor (¿50 euros contra 600 que ya perdía quizás?). Los jueces en España, contrariamente a lo que ocurre en EE.UU, son reacios autorizar indemnizaciones contra grandes compañías ya que, además de por obvias cuestiones de poder, los casos no sientan jurisprudencia como sucede en Norteamérica. Cada caso empieza por tanto, aunque prácticamente idéntico a otro ya cerrado, empieza siempre de cero, demostrando la ineficiencia y la pérdida de tiempo que implica este tipo de sistema judicial.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©