Ecología y organizaciones (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En principio una organización no tiene obligaciones morales ni ecológicas de ningún tipo.

En el caso de las empresas, su objetivo primordial es ganar dinero. Esto no está mal, ni mucho menos.

Una empresa se funda precisamente para eso, con ánimo de lucro. Y por ser una empresa, sus miembros deben desarrollar estas actividades lucrativas dentro del marco de la ley proporcionada por una organización superior. Si no fuera así no serían una organización empresaria, sino una organización mafiosa. Precisamente lo único que diferencia a una mafia de una empresa, es que la primera nos se mueve necesariamente dentro del marco de la ley, mientras que las segundas sí.

Las organizaciones superiores de control son las que con sus leyes evitan (o deberían evitar en teoría) que dichas empresas, mejor dicho, los miembros de dichas empresas (ya que las “empresas” en sí, o las organizaciones en general, no son las que deben responsabilizarse de sus actos, sino los seres humanos que las forman y dirigen) no atenten contra la sociedad que las ampara. Esta organización es, en principio y generalmente, el Estado.

Pero actualmente se dan muchos casos en que un Estado determinado no puede hacer frente a determinadas empresas o, si lo hace, no puede hacerlo de una forma tan efectiva o eficiente como se debiera. Esto sucede por muchas y complejas causas, una de ellas es que actualmente las empresas exceden el ámbito de un Estado particular, abarcando muchos al mismo tiempo: son las conocidas “Multinacionales”.

La Patagonia.
La Patagonia Argentina.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©