Kant (XXVII).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Juicios                                                          Como síntesis de objeto

Categórico (S es P)...............................................sustancia - accidente.
Hipotético (si P ent. Q)..........................................causa - efecto.
Disyuntivo (A ó B ó C)...........................................acción recíproca.

Hay por un lado formas de la sensibilidad, y por otro actos del entendimiento, y cuando se unen se produce algo nuevo (epigénesis): todas las leyes empíricas particulares que antes no teníamos.

Como el yo de Kant es distinto del de Descartes, en el sentido de conciencia empírica, conciencia trascendental y conciencia trascendente.
Lo trascendental es condición de posibilidad de lo empírico. Entonces hay una oposición entre empírico y trascendental. En este sentido, empírico es lo de hecho y cuando quiero de eso hacer un verdadero conocimiento, está el trascendental. En cambio cuando tengo el trascendental aplicado a lo empírico de hecho, logro la experiencia. Entonces la experiencia como conceptualizada, se diferencia de lo trascendente (alma, mundo, dios), que es lo que está más allá de lo empírico, incluso, en el sentido de esta conceptualización. O sea, lo trascendental es un punto medio entre lo empírico y lo trascendente.
Ejemplo de empírico de hecho: un color.
Tengo condiciones trascendentales: tengo espacio, tiempo y categorías.
Tengo el objeto empírico o de experiencia: cuando las condiciones trascendentales se une con lo empírico, es decir cuando se conceptualiza y espacializa el dato empírico de hecho. Este "dato mundo" se opone a lo trascendente.
Cuando Descartes se empieza a preguntar sobre el yo pienso, primero dice que soy una cosa que piensa y existe mientras que dure mi pensar. Por otro lado dice que se encuentra como el mismo que niega, quiere, desea, etc. O sea, otra vez la idea de identidad del yo que niega.
Si tenemos un yo pienso en el tiempo, es lo que Kant llamaría un sujeto empírico, que ya tiene alguna conexión con lo fenoménico. Por otro lado, como hay este encontrarse como una identidad en todos los actos que se despliegan, parece ser que Descartes está pensando en un yo trascendental. Pero Descartes quiere separar la sustancia extensa de la pensante para valorar una más que la otra. No solamente se trata con esto de probar la existencia de Dios, sino la inmortalidad del alma, que la sustancia pensante está por encima e la extensa. Y todo esto lo piensa con una especie de intemporalidad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©