Kant (II).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Luego pasa a resumir la posición racionalista. "[...] si aquello que se llama representación en nosotros, fuera activo respecto del objeto, esto es, si a través de ella fuera producido el objeto mismo, entonces también resultaría inteligible la conformidad de la representación con los objetos." Se pone en una posición racionalista, pero apela al entendimiento intuitivo divino. El objeto está adecuado a la representación, pero esa es la representación de Dios. Llevado a nivel humano tenemos que probar que Dios existe, que no nos engaña y que realmente nos dotó de ideas que se adecuan con lo objetos que el mismo creó.

Kant dice: yo puedo comprender a Descartes, porque entró en su interior y dijo: está el yo y sus ideas. Y consideró a estas como innatas. Pero inmediatamente tuvo un problema ¿quién me puso estas ideas? Entonces tuvo que demostrar la existencia de Dios y, a su vez, demostrar que es garante de estas ideas. Pero si lo que queremos fundamentar es la metafísica, no podemos apelar a ella misma. Para resolver este problema hay que pensar si es posible algún conocimiento a priori sin recurrir a Dios.
Se trata, entonces, de ver si la filosofía crítica puede plantear una solución intermedia, garantizando referencia al contenido y, a su vez, aprioridad sin relación a instancias metafísicas.
Debo tener conceptos tales que son formas del sujeto, que no provinieron de la experiencia, pero que cuando yo las aplico a las cosas no crean las cosas mismas (porque sino sería Dios). Entonces tengo que buscar alguna otra forma de entender que tipo de creación hace el sujeto con respecto al objeto: solamente lo va a constituir como objeto del conocimiento, nunca como objeto metafísico o como cosa en sí. El sujeto debe poseer representaciones que no dependan de que los objetos lo afecten (independientes de la experiencia, a priori); pero que, sin embargo, mantengan con los objetos una relación de adecuación (pero sin ser innatas). Lo que no logra aún resolver (1772) es de donde proviene tal acuerdo, o que fundamentos hay para afirmarlo. Esta cuestión le resulta más dificultosa con respecto a las representaciones del entendimiento que con respecto a las de la sensibilidad.
En la misma carta Kant aclara que la solución que ha efectuado la matemática le parece más sencilla y fructuosa. Y es por eso que al entender y resolver la relación de la matemática con la sensibilidad, va a poder resolver la otra parte de la Crítica.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©