Hume, El Tratado (X).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Qué es lo que me autoriza a pensar, aún después de la milésima experiencia que cuando la primera bola sale disparada en dirección a la segunda, cuando la toque la bola se moverá? ¿la razón? No."

No tenemos que depender del cálculo de la razón para juzgar experiencias, por el contrario muchas veces juzgamos acerca de las mismas contrariamente a la razón. (por ejemplo al subir a un avión tener la garantía de que no se va a caer, pero igualmente no sube porque tiene miedo).
El primer principio, básico, de toda inferencia causal, parte de que nuestra experiencia es uniforme, de que la naturaleza es uniforme, de que básicamente el pasado es la norma de la experiencia futura. Es el principio posible es el principio de la uniformidad. Este principio no puede ser probado por la razón. Porque si el mismo fuese un principio de razón sería analítico. Y por lo tanto su negación nos llevaría al absurdo. Quizás podamos darle a dicho principio un apoyo inductivo, pero como podríamos hacerlo si toda inducción supone un principio de uniformidad. Dice Hume: he aquí un primer principio del conocimiento: todo conocimiento acerca de cuestiones de hecho depende de inferencias causales.
Descartes nos pedía que busquemos un primer principio del cual se derivara el resto de conocimiento. Hume dice que apenas nombramos el primer principio percibimos que no es un principio racional (del cual podamos dar razón alguna).
La fuerza que nos impulsa a concebir la idea de auto andando por la calle cada vez que escucho el ruido que he identificado con el del motor es el hábito. El hábito es una tendencia del espíritu de otorgar a la experiencia la mayor regularidad posible. El efecto del mismo es llenar los baches de la experiencia.
Yo organizo mi experiencia en término de objetos y no de percepciones.
Esta regularidad que impone la experiencia al hábito tiene que ver con algo que sentimos más que con algo que pensamos, tiene que ver más con nuestras creencias que son acompañadas con determinado sentimiento.
Yo puedo imaginar muchas cosas, pero el hábito es lo que arrastra mi imaginación.

Tesis básica del sentimentalismo epistemológico en Hume
Las ideas a las cuales prestamos asentimiento, en tanto ideas, son iguales que nuestras ideas de la imaginación. Se diferencian en el modo en que afectan mi comportamiento. Hume dice que esa diferencia es una diferencia en el modo de sentir. Las creencias se diferencian, en el modo de sentir, de las visiones.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©