Hume, El Tratado (IX).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

TEóRICO 10

Libro I, Parte tres: el problema de la inferencia causa-efecto

A diferencia de lo que hace en la investigación, acá pone mucho énfasis en la teoría de la creencia (de la sección 7 a la 10).
En las instrucciones correspondientes al análisis de la inferencia causa-efecto Hume habla prácticamente todo el tiempo de objetos (de bolas de billar). Muy rara vez de percepciones de la mente. En muchas partes del Tratado debemos considerar que hablar de percepciones y hablar de objetos es hablar de lo mismo. Y muchas veces cuando Hume está hablando de percepciones, ni siquiera está hablando de entidades mentales, fenómenos de conciencia.
Todos los ejemplo que podemos imaginar para ilustrar la teoría de Hume tienen que ver más con experiencias con objetos que con fenómenos de conciencia.
Las críticas de Hume básicamente se dirigen a que la razón, tal como la conciben Descartes y los racionalistas, no es siquiera aquello por lo cual podemos empezar a fundar el conocimiento, nuestras creencias, aún las más básicas, no tiene que ver con un acto de razón. Lo que el llama naturaleza humana es lo que nos salva del naufragio de la razón. El Tratado de la Naturaleza Humana es un estudio positivo, en tanto trata de establecer esos principios fundamentales de la naturaleza humana que sostienen las instrucciones más básicas (epistémicas, morales, políticas, estéticas) de la vida humana.

La crítica de Hume a la teoría de la sustancia

Es un poco más compleja de lo que aparece en las primeras secciones del Tratado.
Podemos explicar nuestro trato con partículas de la experiencia, suponiendo que las mismas están sostenidas, contenidas, en un rango que se encuentra más allá de la experiencia, pero que de alguna manera tiene que haber una especie de cordón invisible que ata la experiencia por detrás y que le da unidad. Hume dice que no idea alguna de ese enlace. En realidad las ideas que tenemos de enlace en la experiencia tienen que ver con actos de asociación de la imaginación.
De todos estos enlaces de la imaginación el más importante es el pasaje causa-efecto. El mismo uno los diferentes pedazos de la experiencia de un modo mucho más fuerte que otros enlaces como el de semejanza, o el de continuidad en el tiempo, suponiendo una conexión necesaria entre ellos. De tal modo que me cuesta concebir que las cosas sean de un modo diferente (lo que no significa que no lo pueda imaginar).
Hume dice: analicemos una relación causal muy simple, una bola de billar que le pega a la otra. La experiencia nos dice que si la primera golpea a la segunda la segunda se mueve. Hay una continuidad espacial y temporal entre la primera bola y la segunda. Y lo que llamamos causa es anterior al efecto. La experiencia tiene cierta regularidad que tiene que ver con que hay una conjunción constante entre la causa y el efecto. Y esto es todo lo que tenemos. Lo único que los sentidos nos dicen es que la primera bola viene en dirección de la segunda.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©