Leibniz, interpretaciones (VI).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En la doctrina cartesiana de la creación por Dios de las verdades eternas, no se cancela la posibilidad de pensar una creación donde no hubieran regido los principio lógicos, en Leibniz sí, pues las verdades de razón rigen en todos los mundos posibles, un mundo posible es un mundo que yo puedo suponer diferente, pero no puedo concebir un mundo donde no rijan, según Leibniz, los principios lógicos. Dios va a cancelar la posibilidad de la inadecuación, (cualquiera sea queda cancelada). Las verdades de razón son algo así como adecuaciones (porque Descartes canceló esta posibilidad) es la inadecuación.

A partir de un criterio moral dios elige lo mejor, pero ¿quién dijo que era el bien y que era el mal?

Una manera de ubicarnos frente a este problema sería por la causa. Es decir, Dios lo creó, por lo tanto es bueno. Bueno es aquello que Dios crea. La otra manera es (por eso Leibniz cita esos pasajes del Génesis) que Dios lo crea y que luego lo contempla y dice que es bueno, pero quiere decir que era bueno en sí mismo, al margen de que Dios lo haya creado.
En este contexto metafísico es bueno porque es más real que otros. Es decir, hay más posibles que llegaron a la existencia. Y esa especie de plenitud ontológica es algo que luego va a tener una traducción en el lenguaje moral como bueno. Uno de los argumentos que Leibniz utiliza para negar la existencia del espacio vacío es una razón teológica o moral: porque es malo que no hayan llegado a existir más cosas que las que pudieron llegar a existir. El vacío sería como un espacio de creación no utilizado. El vacío es moralmente malo, como si fuese que la existencia es un bien en sí mismo.

Como en toda proposición verdadera el predicado está incluido en el sujeto, así también toda sustancia simple debe ser la verdadera causa inmediata de todas sus acciones y pasiones. La sustancia metafísica se piensa tal como se pensaba el sujeto lógico o proposicional. Así en el orden ontológico todas las acciones que desarrolla, por ejemplo Maradona, tienen que estar incluidas, ser desenvolvimientos lógicos de la sustancia ontológica Maradona.
Por esto Leibniz va a decir: no hay interacción entre sustancias (mónadas). Todo lo que haga o deje de hacer ya está contenido en mi noción completa en el momento de nacer. Después mediante la teoría de la armonía preestablecida va a explicar como es posible que nos comuniquemos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©