Leibniz y Clarke (III).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"[...] la perfección [...] aquellas formas o naturalezas no susceptibles de alcanzar grado máximo , no son perfecciones, como por ejemplo la naturaleza del número o la figura. En efecto, el número más elevado, como la figura mayor, implican contradicción, pero la ciencia más elevada, o la omnipotencia no [...]. Por consiguiente el poder y la ciencia son perfecciones, y en tanto pertenecen a Dios no tienen límites." Las definiciones que daba Spinoza en la ética, de finito en su género e infinito. Consistía en examinar si algo podía o no ser limitado por algo mayor del mismo género. Y esto a su vez, Spinoza lo pudo haber tomado de Descartes, de la cuarta meditación, cuando habla de mi voluntad como infinita (porque soy libre para afirmar o negar), y en eso análoga a la de Dios. Leibniz lo está reiterando.
"[...] como Dios posee sabiduría suprema e infinita, obra de la manera más perfecta, no sólo en sentido metafísico sino además moralmente hablando." (Leibniz está haciendo algo así como una demostración a priori).
"Contra los que sostienen que no hay bondad en la obra de Dios [Spinoza], o bien que las reglas de la bondad y la belleza son arbitrarias [Descartes, la creación de las verdades eternas por un acto arbitrario de Dios].
"estoy muy lejos de la opinión de quienes sostienen que no hay reglas de bondad y de perfección en la naturaleza de las cosas o en las ideas que Dios tiene de ellas y que las obras de Dios son buenas únicamente para la razón formal de que Dios las ha hecho." Es decir, el problema que está planteando Leibniz: si una cosa es buena en sí misma y Dios la creó o la hizo existir porque era buena en sí misma, o las cosas en sí mismas son indiferentes y son buenas únicamente porque Dios las eligió para crearlas. Poniendo el énfasis en la voluntad de Dios, podemos decir: si Dios reconoce que algo es bueno y lo crea por eso; o si la voluntad de Dios es totalmente arbitraria y lo mismo hubiera sido crear un conjunto de cosas que crear otro (razón formal, únicamente porque Dios las hace son buenas).
si algo fuera bueno únicamente porque Dios lo creó, no porque en sí mismo fuera bueno"[...] Dios, sabiendo que era su autor, no las tendría que haber contemplado después, ni las tendría que haber encontrado buenas" Así lo atestigua la Santa Escritura. Estaba dirigido a los teólogos, especialmente a Arnauld.
"¿porqué alabarlo por lo que ha hecho si sería igualmente loable haciendo todo lo contrario?" Lo alabamos porque reconocemos que hizo algo bueno, pero si podría no haberlo hecho...





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©