Spinoza y Leibniz (VII).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Como es posible demostrar a priori una verdades de hecho y contingente. Según un formalismo leibiciano que muestra la relación entre el sujeto y el predicado de la proposición. No hay un sólo texto que resuma coherentemente como se realiza esta prueba. Lewis sugiere ocho pasos:

1) Todos los juicios afirmativos son explícita o implícitamente idénticos, puesto que el predicado está contenido en el sujeto (principio de inhesión o de inclusión).
2) Si un juicio es explícitamente analítico o es reducible a ese estado en un núm. finito de pasos, entonces dicho juicio es demostrable por el principio de contradicción y es verdadero en todos los mundos posibles.
3) Pero si un juicio no es explícitamente analítico, o en un núm. finito de casos..., su demostración implica un núm. infinito de pasos y ni Dios ni nosotros podemos concluir una serie infinita.
4) Pero incluso, si este es el caso (es decir, que estamos en un juicio analizable hasta el infinito) de todos modos hay una razón para que este juicio sea verdadero, pues el principio de razón suficiente tiene validez universal. Afirmar el principio de razón suficiente y negar que la proposición tenga una razón es contradictorio
5) Sin embargo, el principio de razón suficiente seguiría siendo válido tanto si es verdadera una proposición de hecho como si es verdadera una proposición contradictoria. Por lo tanto, el juicio de hecho que se pretende demostrar no se deduce únicamente de los principios de inclusión y razón suficiente.

Por ejemplo, ya sea verdad que "Mendez viajará a Venezuela", o que "Mendez no viajará a Venezuela", hay una razón suficiente tanto para una proposición como para la otra. No basta entonces con afirmar que el predicado está incluido en el sujeto para determinar cual de las dos proposición es verdadera y cual no.
Las verdades contingentes no son verdaderas porque son analíticas, sino que lo son porque el sujeto en el cual inhieren los predicados es un sujeto actualizado, y no meramente posible.
Supongamos que existen muchos Mendez posibles. El problema consiste en determinar cual de estos sujetos posibles es el que se actualizó, y por qué Dios eligió actualizar este Mendez y no otro.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©