Spinoza y Descartes (XVII).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

“Y ni soñando imaginan en las causas que les impone apetecer y querer, porque las ignoran”.

Desde una lectura naturalista del Hume Spinoza nos está proponiendo que el Hume no se ve a sí mismo de acuerdo con esta teoría naturalista. El Hume como parte de la Naturaleza no tiene por qué ser explicado en forma diferente de como explicamos la caída de una piedra. Los movimientos de los Hume no son diferentes de los movimientos de las piedras, ambos son modos finitos cuerpos en movimiento.
El Hume se ve a sí mismo como conciente de que desea, apetece o quiere. Pero desconoce las causas de estos movimientos que lo animan, y al ser conciente de los mismos, cree que los está generando libre y espontáneamente. Se puede inscribir el acto de una persona en una serie rigurosa de explicaciones causales como podríamos hacerlo al explicar porqué cae una piedra cuando la arrojamos.
Se podría objetar entonces que no habría lugar para ningún tipo de libertad en el Hume. Spinoza replicaría que hay que redefinir el concepto de libertad en el Hume, lo que resolverá el problema a medias. También se podría decir que, como en cualquier teoría determinista, no cabe mucho espacio de acción para el Hume, el Hume hará lo que está mandado a hacer.

- La definición de libertad de Spinoza

Volviendo al ámbito del cartesianismo (concentrándonos en ese yo que piensa examinando contenidos mentales)
Como se ha puesto en duda la existencia de el mundo exterior, no tiene sentido ante estos contenidos mentales si tienen una causa externa o no. Sólo tengo la representación de un árbol verde, por ejemplo Lo que tiene sentido para Descartes, Spinoza, y Leibniz, es preguntarnos acerca de cuan activo o pasivos somos para producir estas representaciones. Con respecto a las imágenes que imagino puedo decir que soy activo, porque yo mismo las comienzo e interrumpió cuando quiero. 
En cambio con respecto a la representación de que creo estar viendo un árbol allí, soy pasivo, se me está imponiendo (no depende de mi voluntad que sea parte de mi mente o no).





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©